La joven argentina que dejó todo para ser azafata en yates de lujo y viajar por el mundo. (Foto: @florstewardess)
La joven argentina que dejó todo para ser azafata en yates de lujo y viajar por el mundo. (Foto: @florstewardess)

Medios argentinos dieron a conocer el caso de María Florencia Mainet, una joven de 38 años que dejó su empleo en un oficina para vivir su sueño: trabajar viajando por el mundo. A pesar de que tenía un puesto asegurado en un ministerio y un buen sueldo, ella decidió emigrar para buscar una nueva oportunidad laboral que la hiciera feliz.

MIRA TAMBIÉN |

Fue en 2018 que dejó su cargo, se despidió de su familia y salió de La Plata, Argentina, para cumplir su sueño. Navegando por las redes sociales, dio con un video que, sin saberlo, terminaría cambiando su destino.

“Había decidido irme a Irlanda, pero se abre la posibilidad de ir a Francia, con una visa para personas de hasta 35 años, y soy playa fan así que no lo dudé. Como estudié turismo, empecé a ver en YouTube trabajos relacionados y así encontré que una mexicana en París contaba que su hermana hizo temporada en yates de lujo”, dijo María en conversación con el medio .

La historia llamó su atención y de inmediato se puso a investigar sobre el tema. “Me pareció alucinante viajar y trabajar a la vez. Soñaba con una vida así y no quedarme encajada en un mismo lugar”, señaló.

Tras recorrer algunos puertos del sur de Francia, dejó su currículum en varias embarcaciones. Poco le importó el quedarse prácticamente sin dinero.

“En ese entonces me había quedado con 2 euros, invertí todo en esto porque estaba segura de que lo iba a lograr. Jesús, un ángel que se cruzó en mi camino, fue el que me ayudó a tener un techo hasta ese momento”, agregó.

El 2 de julio de 2019, la joven fue contratada para un puesto con un salario básico 2500 euros. Su primer punto de partida fue la comunidad francesa de Saint-Tropez y viajó por tres meses, en los que conoció la costa de África.

“Terminé caminando al lado de camellos en la playa y con todo mi sueldo ahorrado porque no solo te pagan los traslados y alojamientos hasta llegar al lugar donde está el yate, sino que a bordo no tenés gastos”, recordó.

María se encarga de asegurarse de que todo al interior de la embarcación esté preparado para los viajeros: prepara el desayuno, compra alimentos, decora la mesa, limpia los ambientes, etc. Al culminar sus labores, puede conocer los lugares que visita.

“Las personas de las que te rodeas son clave, siempre me ayudaron a pensar en grande y no tiene que ver con lo material y el lujo, sino con buscar una vida mejor y cumplir sueños. Por eso también decidí ayudar a otros, compartiendo información y consejos en las redes, y ofreciendo asesorías a los que quieren empezar a viajar”, expresó.

Mediante sus redes sociales, la joven da consejos para quienes deseen trabajar en un yate y viajando alrededor del mundo.

“Estamos acostumbrados a ´trabajos normales´ y no es justo que no sepan que existen trabajos como este. Quiero generar el impacto positivo de inspirar a otros, a que se animen porque nadie necesita nada especial, es formarse y largarse a hacerlo”, añadió.

Finalmente, María señaló que también busca cambiar la vida de sus compatriotas, quienes pasan por una complicada situación económica: “Sé que no voy a cambiar el mundo, pero sí la realidad de alguien. Quiero que cualquier argentino pueda llevar plata a su casa, ayudar a su familia y no pensar en cuánto gastan en el supermercado por comida, que es lo básico. No puede seguir pasando esto”, concluyó.


Encuentra las últimas noticias del diario Trome en sus redes sociales: , , , e .



tags relacionadas