El músico tiene dos hijos de sangre: Landon y Alabama, y una tercera, adoptiva, Atiana de la Hoya. Todos son fruto de su matrimonio con Shanna Moakler (Foto: Travis Barker / Instagram)
El músico tiene dos hijos de sangre: Landon y Alabama, y una tercera, adoptiva, Atiana de la Hoya. Todos son fruto de su matrimonio con Shanna Moakler (Foto: Travis Barker / Instagram)

El reconocido baterista e integrante de la célebre banda de punk, Blink-182, es uno de los artistas más alabados por su talento en la actualidad. , ahora esposo de ha logrado un sitial en el mundo del pop-punk gracias a su innegable talento, el mismo que repasaremos a través de sus mejores proyectos musicales.

MÁS INFORMACIÓN: Kourtney Kardashian y la dedicatoria para su nuevo esposo, Travis Barker

El nacido en Fontana, Estados Unidos, hace 46 años, comenzó en la música a inicios de la década de los 90′s. Desde ese entonces ya mostraba su habilidad con las baquetas y The Aquabats sería su primera banda antes de pegar el salto a Blink-182.

Más allá del grupo en el que anduvo, Travis Barker siempre mostró ingenio pleno para realizar sus inspiraciones musicales. A continuación recorreremos las mejores performances del músico que en noviembre próximo cumplirá 47 años y que por estos días anda hospitalizado a causa de una pancreatitis -inflamación de páncreas- que se le generó luego de ser sometido a una colonoscopía.

Barker (centro) junto a Tom DeLonge (izquierda) y Mark Hoppus (derecha) (Foto: Travis Barker / Instagram)
Barker (centro) junto a Tom DeLonge (izquierda) y Mark Hoppus (derecha) (Foto: Travis Barker / Instagram)

LOS MEJORES PROYECTOS MUSICALES DE TRAVIS BARKER

Con The Aquabats, en 1997

Con The Aquabats, el baterista grabó un disco The Fury of the Aquabats, donde explotó su potencial en grande. El siguiente video, es de un show de este grupo en el que podemos escuchar que Barker ya era un monstruo de la batería en 1997. Curiosamente, el show fue abierto por Blink-182.

Con Blink-182, en 1998

Scott Raynor, baterista original de Blink-182, fue despedido de la banda en 1998 presuntamente por fricciones ocasionadas por su consumo constante de alcohol, aunque él ya había señalado su deseo de salirse del grupo para irse a estudiar a la universidad. Su partida le abrió las puertas a Travis, que ya era conocido por Tom DeLonge y Mark Hoppus a raíz de sus show con The Aquabats. Así comenzó la historia que hoy es leyenda, y según dicen, en su primer show, Barker se aprendió el compás del setlist de Blink en menos de una hora. Acá la performance de ese show.

Blink-182 se empieza a dividir y Travis Barker se “divide” entre Box Car Racer y +44

Entre 2002 y 2003, Blink-182 comienza a mostrar signos de una pausa indefinida / ruptura que se cristalizaría recién un par de años más tarde. Tom DeLonge ya mostraba su deseo de hacer cosas distintas y fuera de la agrupación y crea el proyecto Box Car Racer, a la vez que convoca a Barker como baterista.

Su único disco salió en 2002 y era notablemente más oscuro que todo lo que habían hecho con Blink. De hecho, su genialidad viene de que se aleja por completo del pop-punk y se acerca más al post-hardcore, la música alternativa y el punk-rock de la escuela 90era californiana, además de que incluyó colaboraciones de Tim Armstrong -de Rancid- y el propio Mark Hoppus, más allá de las rencillas que ya tenían para ese entonces. A continuación un sencillo de ese álbum.

Unos años después, precisamente entre 2005 y 2006, al poco tiempo de la pausa indefinida / ruptura, Travis y Mark Hoppus iniciaron un nuevo proyecto llamado +44, que también lanzó un solo disco: “When Your Heart Stops Beating”, de corte más alternativo con toques electrónicos. Esta producción y proyecto, al igual que la de Box Car Racer, fue comparado con Blink-182 y tampoco prosperó. Abajo una canción de dicho disco.

Con transplants, en 2002

Su disco debut homónimo del 2002 es una verdadera joya y contó con colaboraciones junto a Brody Dalle de The Distillers o Davey Havok de AFI, por mencionar algunas. Las producciones venideras del proyecto fueron buenas, pero a diferencia de la primera, no recibieron una gran difusión. Eso sí, ahí ya se dejaba ver el ímpetu de Travis Barker como fan acérrimo del hip-hop.

Expensive Taste, en 2007

No se recuerda mucho de este proyecto pero fue uno de los que más agradó a Barker pues lo hizo a partir de su gusto por el hip-hop. El baterista esta vez fue también productor y reclutó al veterano Paul Wall -reconocido por su trabajo con Chamillionaire- y Skinhead Rob -con quien ya había colaborado en Transplants-.

Hubo algunas canciones lanzadas como singles individuales, donde destacan colaboraciones con B-Real -de Cypress Hill-, Lil Jon y Slim Thug. No obstante, después de 2007, no lanzaron mucho más: en parte por los varios proyectos que tenía en cola Travis pero también por el accidente aéreo con una avioneta que casi lo mata. Aquí una muestra de su trabajo.

TRV$DJAM

Este se trató de un proyecto más experimental junto a Adam Goldstein, mejor conocido como DJ AM, quien trabajó en el pasado con el grupo de rap-rock Crazy Town. No hubo discos de larga duración y tampoco hubo EP’s como tal. Más bien, Adam y Travis trabajaron en un mixtape llamado “Fix Your Face” (2008), que consta de diversas mezclas de canciones populares de artistas como The Chemical Brothers, Rage Against The Machine, The Notorious B.I.G., Joan Jett, Johnny Cash, Daft Punk, M.I.A., entre otros.

El proyecto pintaba para más, pero las cosas se complicaron con el ya mencionado accidente de avioneta (2008) en el que iban tanto el DJ como el baterista, siendo ellos dos los únicos sobrevivientes. Lamentablemente, un año después de eso, Goldstein falleció por una sobredosis. Acá una muestra de su proyecto.

‘Psycho White’ ft Yelawolf, en 2010

La amistad entre el rapero Yelawolf y Travis Barker se dio a inicios de los 2010. Según contó el baterista alguna vez a la revista Billboard, su manager le mostró un mixtape llamado “Trunk Muzik”, que el rapero lanzó justo en ese año.

Después, coincidieron en diversas fiestas a través del skater Rob Dyrdek y finalmente, terminaron probando su dinámica musical cuando se unieron a una gira musical con Lil’ Wayne. Así fue como empezaron a ver la posibilidad de un proyecto juntos.

El resultado fue Psycho White, un EP colaborativo de cinco canciones en el que estuvieron invitados viejos conocidos como Skinhead Rob, Tim Armstrong y más. De nuevo, el trabajo explota totalmente el lado rapero de Barker, quien produce y aporta todo tipos de ritmos de batería en un material lleno de onda electrónica, hip-hop, reggae, etc.

Su genialidad como solista

“Give the Drummer Some” podría considerarse un disco de los más ambiciosos que se vieron en la década de 2010-2020, sobre todo por la cantidad enorme de estrellas y figuras que participan. Travis Barker no solo la hizo de baterista en su disco debut como solista, sino también de productor ejecutivo.

El resultado fue un material que incluyó a varios de los exponentes más importante del rap de la historia moderna: Snoop Dogg, Game, Lil Wayne, Pharrell, Busta Rhymes, Kid Cudi, Cypress Hill. Y no solo eso pues figuras del rock como Slash y Tom Morello también fueron parte de los invitados de lujo. Hasta el momento, ha sido el único disco de su etapa solista que ha lanzado. Para muestra un botón.

El cover a Led Zeppelin con otras estrellas

En el 2009, Mary J. Blige estaba lista para sacar otro álbum que agregaría a su exitosa discografía:Stronger with Each Tear”. En ese disco, hubo un bonus track de un cover de “Stairway To Heaven” de Led Zeppelin. En esa pieza musical “metieron mano” Travis Barker, además de Steve Vai, la cantante Orianthi y Randy Jackson.

tags relacionadas