Lo mejor es seguir las recomendaciones de lavado de cada prenda y hacerlo con frecuencia. (Foto: Pixabay)
Lo mejor es seguir las recomendaciones de lavado de cada prenda y hacerlo con frecuencia. (Foto: Pixabay)

Con la llegada del invierno, muchos buscamos las prendas más abrigadoras para evitar el frío y tenemos la duda de si nuestra también puede usar alguna en especial. Si te animas a ponerle ropa a tu perro, debes tomar en cuenta que esta no le produzca problemas en la piel, además de tener los cuidados y limpieza necesarios para reducir malos olores y ellos no se sientan incómodos con su uso. Es aquí donde surgen las preguntas ¿ cómo lavo la ropa del can? ¿Se puede meter en la lavadora? ¿Cada cuánto se deben asear las mantas y accesorios? Aquí te dejamos algunos consejos y tips.

MÁS INFORMACIÓN | Cómo limpiar el plato de comida o agua de tu perro aplicando remedios caseros

Si bien muchas veces nos guiamos de los colores, tamaño, diseños o tejidos a la hora de elegir una nueva chompa o casaca, hay ciertas guías que se deben seguir para una compra acertada. Si ya lo hiciste, lo mejor es observar al can y estar seguros que no le produce alergia, incomoda o molesta al lucirla. Además, tener en cuenta la talla adecuada para así evitar accidentes si intenta quitársela o que se pueda quedar enredado en alguna valla o arbusto durante su paseo.

Trucos para lavar la ropa de tu perro

Los expertos aconsejan lavar la ropa frecuentemente y no dejarlos vestidos durante semanas con lo mismo pues eso le puede generar problemas en la piel como irritación, picazón o enrojecimiento. Lo mejor es un lavado semanal.

La ropa que se comercializa como abrigos, impermeables o jerséis pueden ingresar a la lavadora siguiendo las indicaciones de la etiqueta. También es posible lavar así algunos collares, correas o arneses, como los que están hechos de nailon. Según detallan desde , “este tipo de accesorios en ocasiones pueden lavarse a mano o limpiarse pasándoles una toallita o un trapo húmedo”.

  1. Elimina todos los pelos que puedas de la prenda antes de meterla a la lavadora.
  2. Inicia el ciclo solo con la ropa de tu perro, no la metas junto con la tuya pues se llenará de pelos.
  3. Escoge el programa de lavado de acuerdo a las indicaciones de la prenda.
  4. Al terminar, limpia el interior de la lavadora con una bayeta o paño limpio seco para atrapar los pelos y pon en funcionamiento un programa corto de lavado.
  5. También puedes retirar el filtro para sacar todos los pelos que se hayan quedado.

¿Qué cuidados seguir si decido vestir a mi perro?

Si el dueño opta por vestir a su mascota debe seguir ciertos cuidados para que la ropa no se convierta en una zona de incubación, pudiendo generar mucha humedad y en pieles delicadas, esto significa proliferación de bacterias. Los expertos de Atrevia, tabletas masticables que brindan protección contra pulgas y garrapatas, aconsejan abrigarlos si el perro presenta indicios de estar sintiendo frío, lo que pueda manifestar temblando o negándose a salir de casa.

  1. Procura vestir a tu perro en horarios de menor temperatura, siempre y cuando muestre claramente que tiene frío.
  2. Debemos tener siempre en cuenta que no es recomendable vestir a animales adaptados a climas fríos porque creamos un microambiente entre la ropa y la piel que predispone el sobrecrecimiento de hongos y bacterias.
  3. No ponerles la ropa si es que han sido recién bañados o si están con el pelo mojado, porque la humedad y el calor favorecen el crecimiento de hongos.
  4. La ropa debe cambiarse o lavarse dependiendo del nivel de actividad de la mascota. Si se encuentra visiblemente sucia, es momento de variarla.
  5. Materiales textiles como el mesh o vinilo son más amigables, dado que no se le adhieren los alérgenos del ambiente.

¿Cómo quitar pelos de perro de la ropa en la lavadora?

Algo muy sencillo y efectivo para quitar los pelos de la ropa en la lavadora es introducir junto con tus prendas una esponja de ducha. Esta atrapará los pelos y pelusas mientras todo queda impecable.

Prueba a meterla entre la ropa sucia dentro de la lavadora. Solo no cargues demasiado el electrodoméstico para que la esponja pueda moverse sin dificultad y cumpla bien su función.