La reciente cena de Kim Kardashian e Ivanka Trump en Beverly Hills no se centró en Kanye West. (Fotos: Shutterstock)
La reciente cena de Kim Kardashian e Ivanka Trump en Beverly Hills no se centró en Kanye West. (Fotos: Shutterstock)

El pasado domingo 23 de octubre, e fueron captadas cenando durante lo largo de tres horas antes de salir del Polo Lounge en el Hotel Beverly Hills en la ciudad de Los Ángeles, California. Inmediatamente en redes sociales los fans de la socialité comenzaron a especular sobre el motivo de la reunión.

Los primeros rumores del encuentro entre Kim e Ivanka decían que ambas habrían hablado sobre la reciente polémica que ha generado con sus comentarios antisemitas, ya que Trump tiene lazos judíos, o que se trataría de una celebración de cumpleaños, ya que la estrella de ‘’ cumplió 42 años el pasado 21 de octubre y la hija del expresidente de los Estados Unidos lo hará el próximo 30.

Ivanka Trump, la hija de Donald Trump. (Foto: EFE)
Ivanka Trump, la hija de Donald Trump. (Foto: EFE)

¿De qué trató la reunión entre Ivanka y Kim?

HollywoodLife ha dado a conocer en exclusiva de qué trató la reunión de la estrella de reality y la política, la cual, según informes, no fue planeada. “Kim e Ivanka  hablaron extensamente durante la cena  sobre el trabajo bipartidista que quieren continuar haciendo dentro de los programas bajo la Ley del Primer Paso. Es algo que Kim tiene muy en su corazón y algo por lo que quiere seguir defendiendo”, le dijo una fuente al medio.

“Kim sabe que Ivanka juega un papel fundamental en la lucha por aquellos que ella cree que merecen una segunda oportunidad y Kim cree que pueden lograr más si trabajan juntos. Han estado colaborando en esto durante algunos años y continúan enfocando sus esfuerzos en ayudar a los necesitados”, continuó el informante.

Una segunda fuente dijo que “Kim e Ivanka han sido amigas durante años, ella es alguien a quien Kim respeta, incluso cuando han estado en diferentes lados políticamente, nunca han dejado que eso afecte su amistad”. Asimismo, aclaró si bien la polémica de Kanye se mencionó en la conversación, no fue la causa de esta.

Su cena fue planeada mucho antes de los últimos comentarios de Kanye, pero, por supuesto, discutieron la situación. El esposo de Ivanka es ortodoxo, ella se convirtió al judaísmo cuando se casaron y tiene fuertes lazos con Israel, así que, naturalmente, Kim entendió todo lo que estaba sucediendo, explicó el segundo informante.