Ángela Álvarez, la cantante cubana de 95 años nominada al Grammy latino como mejor nueva artista. (Foto: Twitter | @ThatEricAlper)
Ángela Álvarez, la cantante cubana de 95 años nominada al Grammy latino como mejor nueva artista. (Foto: Twitter | @ThatEricAlper)

Cuando Ángela Álvarez tenía 14 años ya había compuesto su primera canción y ya dominaba la guitarra y el piano. Sin embargo, desde que tenía uso de razón ella es una apasionada de la música. Siempre soñó con ser una artista reconocida. Y hoy lo está logrando con una nominación al Latin Grammy y todo gracias a su nieto. Esta es su peculiar que se ha vuelto .

MÁS | Entierra a su perro porque creía que estaba muerto pero ‘revive’ horas después

Álvarez nació y creció en Cuba pero, a la edad de 35 años y con su esposo Orlando y sus cuatro hijos, decidió emprender su huida de la isla, cuando Fidel Castro llegó al poder en 1959.

El intento fallido ocurrió en mayo de 1962, según , ya que las autoridades cubanas obligaron a Orlando a quedarse y a ella le argumentaron la falta de documentos para abandonar la isla. Fue así que Álvarez tomó la “difícil decisión” de dejar que sus hijos se fueran solos a Estados Unidos.

El menor de los hijos de Angela y Orlando tenía cuatro años, mientras que el mayor tenía 15. “Fue muy duro para mí”, indicó al citado medio.

Vivir separada de sus hijos

Luego de varios meses intentando llegar a EE.UU., Álvarez logró entrar a la ciudad de Miami. Sin embargo, no reunía los requisitos para ver a sus hijos que fueron guarecidos en un orfanato en la comunidad de Pueblo, en Colorado, como parte de un programa de asistencia social del Estado.

Tras dos años de ausencia y luego de laborar como parte del personal de limpieza en un banco de Pueblo, Álvarez logró pasar tiempo con sus hijos y compartirles felicidad a través de la música. Incluso invitó a varios niños del orfanato para dotarlos de esperanza con el mismo arte.

Fue hasta 1966 que Orlando arribó a EE.UU. y la familia se estableció en un hogar digno en la comunidad de Baton Rouge, en Luisiana. Allí vivieron sin sobresaltos hasta que, en 1977, el esposo de Álvarez murió a causa del cáncer a la edad de 53 años. En 1999, la madre también perdió a una de sus hijas a causa de la misma afección.

La música, un refugio para Ángela

A pesar de las adversidades, Angela se refugió en la música para salir adelante.

Hace casi una década, Carlos José Álvarez, uno de los nietos de Angela, decidió grabar las canciones de su abuela. Carlos, quien es un compositor talentoso, creció escuchándola cantar y aseguró que su carrera estuvo completamente influenciada por su gusto a dicho arte.

Carlos, de 42 años de edad, decidió poner manos a la obra y grabó de manera profesional a su abuela, de quien dijo que tiene una voz “angelical y conmovedora”. El álbum aglutinó 15 pistas y fue titulado “Angela Álvarez”.

El proyecto escaló y se convirtió en un documental que, el actor cubano-estadounidense y amigo de Carlos, Andy García, promovió cuando escuchó la historia de la nonagenaria. La película “Miss Angela” narra la vida de Álvarez y su gusto por la música y su ambición de volverse una cantante a sus entonces 91 años.

Escucha a Ángela Álvarez aquí...