El uso de la harina en trucos de limpieza cambiará la forma en la que aseas tu hogar. (Foto: congerdesign / Pixabay )
El uso de la harina en trucos de limpieza cambiará la forma en la que aseas tu hogar. (Foto: congerdesign / Pixabay )

¿Solo la usas para preparar deliciosos platillos o postres? La harina es uno de los ingredientes de cocina que nunca faltan en la despensa; sin embargo, su función va más allá de una receta. Y es que al igual que el bicarbonato de sodio o vinagre blanco, es un gran aliado de la limpieza. En esta nota te explicaremos los diversos que puedes realizar para dejar impecables tus sartenes, quitar la humedad y hasta manchas con este ‘polvo blanco’.

MIRA TAMBIÉN | Cómo usar el agua de la pasta: 5 ideas para reutilizarla y no tirarla

Trucos caseros de limpieza con harina

1. Limpiar plata

  • En muchas ocasiones, los anillos o cadenas de plata se ponen opacos, oscuros o le salen manchas.
  • Para devolverles el brillo hay que mezclar una cucharada de harina de maíz con una cucharada de agua.
  • Se formará una pasta que frotarás sobre tu joyería.
  • Deja que se seque y, con la ayuda de un paño limpio, remueve la suciedad.

2. Quitar manchas difíciles

  • Solo necesitarás espolvorear una pizca de este ingrediente de cocina sobre la mancha en tu ropa o alfombra.
  • Frota el área con un trapo húmedo y notarás que la suciedad desaparece.

3. Eliminar el olor a humedad

  • Espolvorea harina sobre los objetos que absorbieron el olor a humedad.
  • Deja actuar por un momento y luego pasa la aspiradora o secadora para quitar el excedente, según explican desde .

4. Limpiar ollas y sartenes

  • La harina también es eficaz para desaparecer la grasa quemada.
  • Espolvorear un poco sobre un paño seco y después fritar suavemente sobre la superficie.
  • Lavar como de costumbre y la grasa desaparecerá, además de que tu artículo quedará brillante y como nuevo.

5. Baraja

  • Si tus naipes o cartas están sucios, la harina los renovará.
  • Solo hay que meter la baraja en una bolsa con un puñado de harina. Agita bien durante unos minutos.
  • Cuando todas estén bien cubiertas de harina hay que sacarlas de la bolsa y pasarles un paño limpio y seco.
  • La harina absorberá la humedad, suciedad y residuos aceitosos.

6. Darle brillo al acero inoxidable

  • Desde aconsejan espolvorear un poco de harina sobre un paño limpio y seco y usarlo para pulir el acero inoxidable hasta que brille.
  • La idea es hacer pequeños movimientos circulares.