Lucy nunca sospechó de su embarazo y quedó en shock cuando vio que trajo al mundo una nueva vida. (Foto: @NewsSheriff).
Lucy nunca sospechó de su embarazo y quedó en shock cuando vio que trajo al mundo una nueva vida. (Foto: @NewsSheriff).

Cuando una mujer se encuentra en estado de gestación los síntomas son muy evidentes, desde las primeras semanas hasta las últimas antes del parto; sin embargo, el caso de Lucy Jones, una británica de 22 años, rompe todos los conocimientos y desafía a la comunidad médica. La joven no se dio cuenta de su embarazo hasta 9 meses después cuando trajo al mundo a una criatura. Su caso se ha convertido en el del momento y esta es su historia.

MIRA TAMBIÉN | Campaña política se sale de control: funcionario bebe agua de río y termina en el hospital

Ella es una joven tripulante de cabina área, por ende, debido a los protocolos se le realiza con frecuencia pruebas de embarazo. En los últimos meses había pasado hasta dos veces y en ambas salió negativo, sumado a eso tomaba pastillas anticonceptivas, por ello, venía haciendo su vida con suma normalidad.

Del mismo modo, otra de las cosas por las que nunca sospechó de un embarazo fue porque su periodo nunca dejó de llegar. En ese sentido nunca tuvo problemas para asistir a reuniones sociales, beber alcohol y todo tipo de comidas, pues aparentemente no había porque cuidarse.

El único hecho que pudo llevarla sospechar en su momento, era una ligera subida de peso, pero esos kilos demás siempre los atribuyó a una alimentación desbalanceada que es muy común en las personas.

El nacimiento de su hija

En la entrevista para ‘The Mirorr’ y que replica ‘’ cuenta que cierto día sintió un fuerte dolor en el estómago como si se tratasen de cólico, fue entonces que se dirigió al baño a realizar sus necesidades y quedó estupefacta al ver las extremidades de un ser humano ¡Estaba dando a luz!

“Estuve en la cama durante unos 45 minutos y se me revolvía el estómago, es la única forma en que puedo describirlo. Además sentí que necesitaba hacer excremento. Escuché un golpe, miré hacia abajo y vi dos pies en el inodoro”, describe con asombro.

Narra además que ese día se encontraba sola en casa y llamó de emergencia a sus padres, por supuesto, incrédulos por su testimonio tuvieron que llegar y ver el gran río de sangre que expulsó y a la bebé en sus brazos para poder creer en su palabra.

“Estaba gritando histéricamente diciendo ‘hay un bebé’ . A lo mejor, ellos esperaban que hubiera un aborto espontáneo, no una bebé de tres kilos y 100 gramos. Quedé en shock, estaba aterrorizada”.

Si bien Lucy ha decidido no revelar el diagnóstico de los médicos sobre su extraño caso, de todas maneras se encuentra muy feliz y maravillada con la llegada de su hija, a la que ha decidido llamarla Ruby.

¿Cuáles son los síntomas más comunes de un embarazo?

  • Ausencia de la menstruación.
  • Náuseas que pueden presentar vómitos.
  • Micciones con bastante frecuencia.
  • Fatiga o cansancio.
  • Mamas sensibles e hinchadas.


tags relacionadas