Abuelita fan de “Bambi” cumple su sueño de conocer un ciervo real antes de morir. (Foto: Facebook | The Kindess Pandemic)
Abuelita fan de “Bambi” cumple su sueño de conocer un ciervo real antes de morir. (Foto: Facebook | The Kindess Pandemic)

¿Has visto la película? Una mujer en Australia era seguidora del ciervo de Disney, Bambi, a tal punto que cuando una larga enfermedad la empujaba definitivamente a la muerte, quiso que su última voluntad fuera ver en vivo a este tierno animalito. Su debilitado estado de salud hacía imposible que su deseo se hiciera realidad, sin embargo sus hijas quisieron cumplirle el sueño a su mamá.

La madre de Lisa McDonald, a pesar de ser mayor, era una fiel seguidora del mítico personaje Bambi. La mujer llevaba toda su vida obsesionada con los ciervos y su sueño era conocer uno en persona. Desafortunadamente, ella pensó que no lo lograría ya que luchaba con una enfermedad que la aquejaba.

Lisa y su hermana siempre incentivaron el amor por los ciervos de su madre. Ambas mujeres cuidaban a su anciana madre y decidieron decorar la habitación de su progenitora con imágenes de Bambi. Incluso la abuela y sus hijas llevan camisetas con la cara del personaje de Disney estampadas en ella.

Abuelita fan de “Bambi” cumple su sueño de conocer un ciervo real antes de morir. (Foto: Facebook | The Kindess Pandemic)
Abuelita fan de “Bambi” cumple su sueño de conocer un ciervo real antes de morir. (Foto: Facebook | The Kindess Pandemic)

Deseo cumplido

Cuando Lisa se percató de que su madre ya estaba en su lecho de muerte, y que no le quedaba mucho tiempo en este mundo, decidió que debía cumplir su último deseo: Conocer a Bambi. La mujer buscó en Internet y encontró a Cris y Simone, una pareja de Melbourne quienes tenían una granja de ciervos, según contó a .

La hija de la mujer rápidamente se contactó con ellos, y tras contar la tierna historia de su mamá, accedieron a llevar a un ciervo bebé, que coincidentemente se llamaba Bambi, para que visitara a la madre de Lisa. Fue así como la mujer, vio por primera vez en su vida a un ciervo, e incluso pudo acariciarlo. Su cara de asombro lo dijo todo.

Lisa compartió en Facebook las imágenes de su madre junto al ciervo. Los cibernautas la llenaron de elogios por complacer con su último deseo a su progenitora.

tags relacionadas