El policía entrega un plato de comida a sujeto en estado de abandono. (Imagen: @QuinteroCalle)
El policía entrega un plato de comida a sujeto en estado de abandono. (Imagen: @QuinteroCalle)

Un agente de Policía se ha vuelvo en todas las , pues, sin pedir nada a cambio, decidió compartir su comida con un hombre invidente en aparente estado de abandono. El conmovedor hecho, inmortalizado en un de , sucedió en Colombia y aquí te contamos todos los detalles.

Resulta que el patrullero Alejandro Valencia demostró su solidaridad en un momento difícil, porque entregó alimentos a un sujeto de la calle, quien se encontraba en la transitada Avenida Oriental que queda al frente del Parque de San Antonio en la capital de Antioquia, Medellín.

En las imágenes, registradas por un conductor de taxi, vemos al agente policial que parquea su moto a un lado de la avenida. Segundos después, el joven, sin quitarse el casco, se acerca al hombre y sostiene un plato de comida.

Al percatarse que el habitante padece de una discapacidad visual, Alejandro Valencia procede a darle los alimentos en sus manos. “Mis respetos y admiración para este policía, esto no lo hace cualquiera, dándole comida a este habitante de calle que es ciego”, se escucha al taxista en la grabación.

Recibe elogios en redes sociales

Luego de publicarse en redes, el momento se convirtió tendencia. Incluso, el alcalde de Medellín, Daniel Quintero, también compartió la escena indicando que el “Patrullero Alejandro Valencia expone su vida cada día para cuidar de la mía en cada rincón de la ciudad. En sus ratos libres lleva comida y una oración a habitantes de calle con discapacidad. Hoy (miércoles 26 de enero) un ciudadano lo captó”.

Por su parte, varios cibernautas aplaudieron la labor de la policía colombiana. “Esa es la calidad y humildad de la fuerza pública. Ojalá Colombia vea y agradezca siempre esos gestos”; “esto pone en alto a nuestra policía, ojalá todos recibieran el mensaje y lo pusieran en práctica; “afortunadamente en esta bella institución existen innumerables hombres y mujeres que decidieron ser policías por su vocación de servicio”, fueron algunos de los comentarios.

Una verdadera amistad

Según , el protagonista de esta emotiva historia conoció a Ómar, quien deambulando por las calles del centro de Medellín, hace dos años. “Tengo una amistad y una empatía con esta persona que tiene una limitación porque es invidente. Sumémosle el tema de la drogadicción. Esto lo vengo haciendo hace casi dos años y comparto mi almuerzo con Ómar”, detalló Alejandro Valencia.