La niña vio que su mascota estaba nerviosa por los pirotécnicos, razón por la cual decidió protegerlo. (Foto: Composición)
La niña vio que su mascota estaba nerviosa por los pirotécnicos, razón por la cual decidió protegerlo. (Foto: Composición)

Los perros son muy sensibles cuando las personas utilizan los pirotécnicos que, en no pocas ocasiones, pueden alterarlos o, inclusive, causarles la muerte. Por ello, una niña de , en medio de las celebraciones por el Año Nuevo de dicho país, decidió consolar a un can que estaba asustado al escuchar los estruendos de los pirotécnicos, cuyo metraje se hizo en como .

Los ruidos y estruendos causados por estos artefactos producen ansiedad y nervios (caso distinto con los perros de caza que están familiarizados, por ejemplo, a los sonidos de los disparos o explosión), por lo que necesitan ser atendidos en esos momentos para evitar tragedias irreparables.

Esto sucedió con una niña china que, durante la celebración antes mencionada, notando que su mascotita estaba asustada por los pirotécnicos, tiene una reacción, quizás instintiva, de acercarse para socorrerlo ¿Qué hizo? Tapó los oídos del perrito para que este no escuche los estruendos.

El can se encontraba sentado, casi encorvado, con la cola recogida hacia adelante, visiblemente nervioso por los fuertes sonidos que se escuchan claramente en el video.

En Twitter, el video fue compartido por el usuario Tong Bingxue quien describió el momento de la siguiente manera: “Momento conmovedor durante la celebración del Año Nuevo Chino: La pequeña le tapa los oídos a su mascota para evitar el susto de los fuegos artificiales”, el cual ha recolectado más de 1.5 millones de reproducciones desde el 1 de febrero, fecha en el cual fue publicado.

Pero ¿por qué los perros se ven tan afectados por la pirotecnia? De acuerdo a César Millán, en su página web, destaca que estos generan estados de ansiedad, nervios y/o miedo, lo cual, a su vez, puede provocar algunas actitudes como que, por instinto de supervivencia, intenten escapar hacia algún lugar “seguro”.

Para ello, hay que tener en cuenta que los perros tienen una alta capacidad auditiva, superior a los 60 mil ciclos por segundo (la del humano es 20 mil por segundo), por lo que captan sonidos a altas frecuencias.

Por ello, para cuidar correctamente a un perro en estas situaciones, primero que todo, evita acariciarlo excesivamente, porque pensará que lo que está escuchando es peligroso; se recomienda que el animal se calme para recién darle cariño.

Durante el espectáculo de pirotecnia, el can debe permanecer en la casa, mantener las ventanas cerradas para disminuir el ruido. Si decide buscar un escondite, no lo impidas y no intentes sacarlo del mismo.

Puedes reproducir sonidos de la naturaleza o música clásica; esto con el objetivo que el can se distraiga y amortigüe el que producen los fuegos artificiales.