Los flamantes esposos posaron felices con el actor. Fue una sorpresa su llegada.  (Foto: @MrsNRoadnight)
Los flamantes esposos posaron felices con el actor. Fue una sorpresa su llegada. (Foto: @MrsNRoadnight)

La boda soñada y con un invitado de lujo fue la que tuvo una pareja en Inglaterra. James y Nikki Roadnight se unieron en matrimonio el 22 de agosto y se llevaron una gran sorpresa y una anécdota digna de recordar toda la vida al tener entre los asistentes a Keanu Reeves. La increíble historia se ha convertido en .

MIRA TAMBIÉN | Viaja a México y se encuentra con Rosalía en el avión

Sucedió que horas antes de las nupcias, el novio se encontró con el actor en el bar del Hotel & Spa Fawsley Hall de la ciudad de Northamptonshire, charlaron un rato y tuvo la idea de invitarlo cordialmente a la ceremonia que se realizaría esa tarde en uno de los salones del hospedaje.

Grande fue la sorpresa de los novios cuando a mitad de la recepción, el maestro de ceremonias anunció por los autoparlantes la presencia de un invitado especial, se trataba del famoso ‘Jhon Wick’ quien había llegado cumpliendo con su palabra de asistir.

“Fue muy amable y dijo que vendría más tarde. Fue genial que mi esposo hubiera hablado con él”, dijo en declaraciones exclusivas para el medio británico , la flamante esposa Nikki Roadnight, quien compartió el grato momento en su .

“Fue muy emocionante (su llegada). Lo fui a saludar y a presentarme, le ofrecí un trago, pero se disculpó por no recibirme, dijo que acababa de tener un vuelo largo, así que no se quedaría mucho tiempo, de todos modos fue muy amable y amistoso y nos felicitó por nuestra boda”, agregó.

Del mismo modo, añadió que el protagonista de ‘Matrix’ se tomó fotos con la pareja y no tuvo problemas para hacerlo con todos los invitados quienes estaban maravillados con su presencia. La boda ya era mágica y perfecta, pero con Reeves en la fiesta, se convirtió en “fuera de este mundo”, sostuvo.

¿Por qué es famoso Keanu Reeves?

Además de ser uno de los actores más aclamados por la crítica, Reeves (57 años) se diferencia de otras estrellas de Hollywood por los gestos con sus fans y se sabe que dona gran parte de su fortuna a hospitales infantiles. Además, no gusta de excentricidades como suelen hacerlo muchas celebridades en el mundo y es bastante noble.

Por ejemplo, ha sido visto en varias ocasiones en los parques conversando con cualquier persona, acariciando perros de la calle o comiendo una hamburguesa al paso. En el 2019 se bajó de su auto para dejar una firma en el letrero de la casa de un fanático.