El enorme reptil había cruzado las vallas que impiden el paso a este tipo de animales. (Foto: FHP SWFL/Twitter)
El enorme reptil había cruzado las vallas que impiden el paso a este tipo de animales. (Foto: FHP SWFL/Twitter)

Si bien en Florida, , ver caimanes es muy común, lo cierto es que con estos reptiles hay que tener mucho respeto y cuidado. Por ello, cuando la policía se encontró con uno de estos animales de más de 3 metros, decidió detenerlo e impedirle que cruzara una concurrida carretera, cuya foto se hizo en como .

Transeúntes reportaron la presencia del enorme cocodrilo a las autoridades, quienes asistieron rápidamente al lugar con la finalidad de que no se topara en el tráfico, donde podría salir lastimado o, por el contrario, para que no ocasionase pánico en la carretera.

¿Dónde fue visto?

De acuerdo a lo informado por Fox News, fueron los golfistas en el Tara Gold and Country Club de Bradenton quienes vieron cruzar al caimán el campo donde se practica este deporte quien, además, llevaba un pez en la boca, aparentemente, procedía de uno de los lagos de la zona.

Tras esto, se introdujo en otro lago, para seguir su camino hacia la autopista, lo cual produjo que se alertara a las autoridades pertinentes.

Policía al rescate

Ante esto, se apersonó la Tropa F de la Patrulla de Carreteras de Florida, quienes tomaron la foto donde se puede ver al enorme reptil, la cual fue publicada en la mencionada plataforma virtual, en cuyo horizonte se puede ver una extensa fila de vehículos.

En la leyenda de la imagen, las autoridades detallaron lo siguiente: “Aviso de viaje: Los policías están tratando de mantener al caimán de 12 pies lejos de los carriles de viaje de la interestatal 75 en la milla del condado Collier en el callejón de los caimanes. Conduce con precaución”.

Publicación donde se alerta de la presencia del reptil. (Foto: FHP SWFL/Twitter)
Publicación donde se alerta de la presencia del reptil. (Foto: FHP SWFL/Twitter)

Parte del paisaje urbano

Felizmente, el accionar de los policías evitó que se produjeran incidentes, tan solo una breve demora en el tráfico.

Esta zona, es decir, el llamado “callejón de los caimanes” cuenta con vallas protectoras que se extienden por un largo tramo de la mencionada carretera, pero, de acuerdo a lo escrito por no pocos usuarios en la publicación, los reptiles de tamaños más grandes pueden escalar y pasar por encima de esta sin mayores inconvenientes.