Fue nominado a mejor actor de reparto para los Óscar de 1973 por su papel en "El Padrino" (Foto: AFP)
Fue nominado a mejor actor de reparto para los Óscar de 1973 por su papel en "El Padrino" (Foto: AFP)

No tenía el rol protagónico de Marlon Brandon o Al Pacino, pero su caracterización hizo que se gane el cariño de los fanáticos de la saga de “El Padrino”. , el recordado Santino “Sonny” Corleone, falleció este último 6 de julio a la edad de 82 años. Así lo comunicó la familia del artista estadounidense de raíces judías.

MÁS INFORMACIÓN: La casa de Carlos Santana en Hawái: así es el refugio del músico tras desmayarse en concierto

“Es con gran tristeza que informamos a ustedes de la muerte del Jimmy en la noche del 6 julio. La familia aprecia las muestras de amor y las sinceras condolencias, y piden que sigan respetando su privacidad en este tiempo difícil”, se leyó en la cuenta de Twitter del propio actor.

James Caan, quien nació en 1940 en el Bronx, Nueva York, en una familia judía, comenzó su carrera en el cine en 1963 con “Games”. Su época de apogeo llegó en la década de los 70 con “El Padrino” (1972) y “El Padrino II” (1974); y estuvo activamente en el ámbito laboral hasta 2017, con “Undercover Grandpa”.

Con ocasión de paso a la eternidad recordaremos las mejores frases que dejó durante su interpretación de “Sonny” Corleone en la saga de la multigalardonada “El Padrino”.

MÁS INFORMACIÓN: ¿Qué es la ceguera facial, el trastorno que padece Brad Pitt?
Durante la primera película de "El Padrino" (Foto: elmundo.es)
Durante la primera película de "El Padrino" (Foto: elmundo.es)

LAS MEJORES FRASES DE SANTINO “SONNY” CORLEONE, PERSONAJE DE JAMES CAAN EN “EL PADRINO”

10. “Tocas a mi hermana otra vez y te mataré”: “Sonny” tenía un carácter explosivo y Carlo, que había abusado de la hermana de Santino, lo comprobó en carne propia. “Sonny” encontró a Carlo en una calle y procedió a darle una paliza sin restricciones hasta dejarlo noqueado, no sin antes decirle que nunca más vuelva a tocar a su hermana.

9. “Bueno, entonces los negocios tendrán que sufrir, ¿de acuerdo?”: Según Vito Corleone, Santino nunca tuvo las características de un buen Don, ya que siempre fue propenso a los arrebatos y a decidir más con sus impulsos que con la razón, y razón no le faltaba. Si no, recordemos la ocasión en la que “Sonny” quiso vengar lo que le hicieron a su padre sin prestar atención a la advertencia que le hizo Tom, de que matar a Solozzo solo traería una reacción en cadena en donde los Corleone serían marginados de los negocios. El personaje de James Caan ni se inmutó por el anuncio y solo buscaba priorizar su venganza antes que los negocios.

8. “Quiero a alguien bueno, y quiero decir muy bueno, para plantar esa pistola”: Las pocas veces en las que “Sonny” pensaba y reculaba las cosas era cuando su propia familia estaba involucrada. Así, cuando quisieron ejecutar su venganza y matar a Solozzo, Santino quería a toda costa que las cosas saliesen perfectas para así evitar daños colaterales. Así, si Michael no hubiera plantado el arma en el inodoro para que la recuperara, el hermano pequeño de “Sonny” habría sido el gran perjudicado, y eso es algo con lo que nunca podría haber vivido.

7. “¡Hey! Ven aquí, ven aquí, ven aquí!”: Esta escena se hace aún más entretenida cuando te das cuenta de que fue improvisada por el actor. “Sonny” se había enojado con el FBI pues estaba patrullando y vigilando a los Corleone durante la boda de su hermana, así que cuando vio que un tipo con cámara los estaba grabando, se acercó le arranchó el equipo y lo rompió. Luego de antes de retirarse le tiró unos billetes de dólar a modo de compensación. La expresión de asombro del hombre con la cámara rota fue posible solo porque el actor no tenía idea de que James Caan iba a reaccionar de esa manera.

6. “¿Fuiste a la universidad para ser estúpido? Eres realmente estúpido”: Esta frase la suelta cuando Michael le comenta su decisión de unirse al ejército, medida que para “Sonny” era casi suicida, pues consideraba que su muerte allí estaba garantizada, sin contar además de la decepción que sentiría don Vito una vez que se enterase que el hermano de Santino se iría del negocio familiar. Es ahí, cuando “Sonny” se burla de la inteligencia de su hermanito, quien efectivamente había estudiado en la universidad.

5. “¿Me estás diciendo que la familia Tattaglia garantiza nuestra inversión...?”: Estas palabras fueron las que terminaron de darle sentido y vida a la trilogía de “El Padrino”. Solozzo vio que Don Corleone no estaba interesado en su trato, pero Santino no pudo evitar contener su interés cuando escuchó que Tattaglias aseguraría su potencial inversión en narcóticos. A partir de entonces, Solozzo convenció a las otras familias para que golpearan al Don, hasta eliminarlo y poner a “Sonny” a cargo, asegurando así que este haría la inversión que le interesaba inicialmente. En resumen, lo que terminó ocurriendo en la saga solo fue posible porque “Sonny” habló en el instante en que solo debería haber callado y escuchado.

4. “Y... ¿Cuál va a ser tu respuesta, papá?”: A pesar de que a primera vista pareciese que Santino nunca quiso respetar las decisiones de su papá, la realidad es que “Sonny” siempre le mostró su respeto y amor a Don Vito. Es más nunca le contestó cuando le daba órdenes y acataba sin discutir. Esta pregunta se la hizo Santino a su progenitor cuando Solozzo le hace la propuesta al líder de los Corleone para el negocio de narcóticos. Santino esperaba que la empresa se concretase pero antes iba a respetar lo que diga su padre.

3. “¡Vamos a los colchones!”: Si bien esta cita se ha hecho conocida en la cultura pop de una forma satírica, pues se usa cuando alguien quiere hacerse el duro pero no se da cuenta de que no lo consigue, “Sonny” la pronunció con un verdadero sentido de rudeza. Lo dijo cuando Tom le aconsejó que debería escuchar bien con qué quería negociar Solozzo; para Santino la cuestión era clara: el acuerdo era un camino para “ir a los colchones”: es decir, para ir a la guerra, la batalla.

2. “Mike, déjame mirarte … eres hermoso, hermoso. Eres hermoso”: Sucedió cuando Michael fue golpeado por McClusky, hecho que le dejó una herida dolorosa en la cara. Para “Sonny”, esto fue como un bautismo para que Michael se convirtiera en un hombre. Así, mostró su entusiasmo abrazando calurosamente a su hermano, un gesto sarcástico y apropiado, ya que eliminó la molestia de la situación.

1. “Tom, esto es un negocio y este hombre lo está tomando muy, muy personal”: Esta mítica frase la soltó cuando Michael tuvo la idea de dispararle a Solozzo y McClusky. Fue en ese instante que se entendió que todos los planes de pelea de “Sonny” se hicieron con una mentalidad empresarial. Si Michael hubiera tenido este tipo de figura de hermano mayor más adelante, tal vez nunca se habría convertido en el hombre frío y despiadado que con el paso de la trama terminó siendo.

James Caan (izqda.) compartió pantalla con Marlon Brando, Al Pacino y John Cazale en "El Padrino".
James Caan (izqda.) compartió pantalla con Marlon Brando, Al Pacino y John Cazale en "El Padrino".