Un joven de 28 años canceló su boda porque su novia casi mata a su perro.  La historia se volvió viral en redes sociales. (Foto referencial: Pixabay)
Un joven de 28 años canceló su boda porque su novia casi mata a su perro. La historia se volvió viral en redes sociales. (Foto referencial: Pixabay)

Un hombre de 28 años canceló su boda porque su pareja casi mata a su perro. El novio, de 28 años, tomó esta decisión tras enterarse que la mujer descuidó a su mascota mientras realizaba su despedida de soltera.

El novio decidió contar esta terrible experiencia que le ha costado el desprecio de la familia de la mujer y la de él. A través de Reddit, comentó que estuvo furioso tras enterarse que su perro comió grandes cantidades de chocolate y alcohol, por lo que estuvo a punto de morir, señala el .

“El sábado, mi prometida tuvo su despedida de soltera en casa. Yo me quedé con mis padres, pero le dejé al perro porque me gusta tenerlo allí. Sin embargo, me aseguré de decirle que lo pusiera en nuestra habitación una vez que comenzara la fiesta”, explicó el hombre mediante su cuenta en la red social.

“El domingo a las 5 a.m. recibo una llamada desesperada de que algo anda mal con el perro. Estaba borracha, así que le dije que tomara un taxi y fuera a la clínica veterinaria de emergencia”, agregó.

Al llegar al centro médico, el sujeto vio que su expareja estaba muy nerviosa y tenía los ojos rojos de tanto llorar. “Dos de sus amigos estaban allí, así que me dijeron que mi perro estaba vivo, pero no bien”, detalló.

El médico que atendió a la mascota señaló que ingirió grandes cantidades de alcohol y comestibles de chocolate.

“Aparentemente, las chicas pensaron que sería genial dejar todo en mesas bajas de café, dejar que el perro deambulara en lugar de ponerlo en nuestra habitación y luego emborracharse y no darse cuenta de que se estaba comiendo todo”, lamentó.

El hombre señaló que esta muy furioso por la situación, por lo que cuando llegaron a casa le pidió a su prometida que se vaya del lugar y que le avisara a toda su familia que la boda y su relación se terminaba para siempre.

“Le dije que les dijera a sus invitados que la boda está cancelada, y yo le diré a la mía. Ella se sorprendió, pero tomó sus cosas y se fue”, agregó.

Todos contra él

Dos horas después, me bombardean con mensajes en Messenger, WhatsApp, de sus hermanas, hermano, la esposa del hermano, su madre, sus amigos, diciéndome que estoy loco por hacerle esto después de cuatro años”, comentó el hombre en su publicación.

Asimismo, señaló que tampoco recibió apoyo de su familia y, por el contrario, defendían a la expareja.

“Lo lógico para mí era buscar consuelo en mis amigos y familiares. No. Todos estaban de acuerdo. Mi mamá dijo: ‘Bueno, fue un error, no lo hizo a propósito, además, ¡el perro no murió!’ Qué suerte, ¿eh? ¡Mi perro no se murió!”, exclamó.

El hombre concluyó su mensaje señalando que, si esto pasaba con su mascota, no se imaginaba qué hubiese podido suceder si es que tenían un hijo.

“Ella es negligente e irresponsable y no quiero quedarme y posiblemente ver a nuestro hijo morir en un accidente automovilístico algún día porque estaba enviando mensajes de texto o porque olvidó ponerse el cinturón de seguridad”.

“Supongo que me di cuenta de que no quiero pasar mi vida con alguien que tiene un desprecio tan flagrante por la vida humana (o animal)”, finalizó.

tags relacionadas