En esta foto de archivo tomada el 21 de mayo de 2020, el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, habla con la prensa al salir de la Casa Blanca en Washington, DC. (Foto de MANDEL NGAN / AFP)
En esta foto de archivo tomada el 21 de mayo de 2020, el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, habla con la prensa al salir de la Casa Blanca en Washington, DC. (Foto de MANDEL NGAN / AFP)

El último lunes, el expresidente de los Estados Unidos, Donald Trump, denunciaba a través de un comunicado que agentes del FBI allanaron su casa en Florida y calificó este acto como una “mala conducta procesal”.

Durante la requisa a la residencia Mar-A-Lago en Palm Beach, la policía federal incautó archivos “ultrasecretos”, según documentos judiciales divulgados el viernes. Tal como detalló la agencia AFP, se sospecha que el exmandatario, al estar ilegalmente en posesión de documentos clasificados, violó una ley de espionaje estadounidense.

“Estos son tiempos oscuros para nuestra Nación, ya que mi hermosa casa, Mar-A-Lago en Palm Beach, Florida, está actualmente sitiada, allanada y ocupada por un gran grupo de agentes del FBI”, dijo Trump en un comunicado publicado en su red social Truth.

Los documentos clasificados

En medio de las investigaciones que pesan sobre el exmandatario estadounidense, un juez de Florida publicó el último viernes la orden que autorizaba el allanamiento y un largo inventario de documentos incautados el lunes por agentes del FBI.

Algunos estaban marcados como “ultrasecretos” y debían “estar disponibles solo en instalaciones especiales del gobierno”, indica la orden judicial federal de siete páginas.

El documento judicial contiene una lista de elementos requisados de Mar-a-Lago, incluyendo información sobre el “presidente de Francia”.

Según detalló The Wall Street Journal en una investigación, dentro de las 20 cajas con documentación que se llevó el FBI, se hallaron fotos, una nota escrita a mano y el indulto dado por Trump a Roger Stone, un aliado suyo.

De otro lado, The Washington Post reveló el jueves que los documentos buscados podrían estar relacionados con el arsenal nuclear estadounidense. A la par, Trump denunció en su red social ‘Truth Social’ que los agentes federales podrían haber estado “colocando información” en su residencia.

“El tema de las armas nucleares es un engaño”, comentó.

“No solo no me opondré a la divulgación de los documentos relacionados con el allanamiento (...) sino que voy un paso más allá al ALENTAR la publicación inmediata de esos documentos”, escribió en Truth Social el magnate, quien sin embargo se abstuvo de hacer pública la copia de la orden judicial que recibió.

El FBI frente a Mar-a-Lago, la residencia del expresidente Donald Trump, para ejecutar una orden de allanamiento como parte de una investigación documental, el 9 de agosto de 2022. (EFE/EPA/CRISTOBAL HERRERA-ULASHKEVICH).
El FBI frente a Mar-a-Lago, la residencia del expresidente Donald Trump, para ejecutar una orden de allanamiento como parte de una investigación documental, el 9 de agosto de 2022. (EFE/EPA/CRISTOBAL HERRERA-ULASHKEVICH).

Las investigaciones que pesan sobre Trump

El allanamiento de la residencia del expresidente de EE.UU. en Florida atrajo nuevamente la atención sobre las diversas investigaciones que involucran al expresidente republicano.

Invasión del Capitolio

Una rigurosa investigación por parte de miembros de la Cámara de Representantes ofreció una hoja de ruta para acusar potencialmente al magnate republicano de un delito.

Los legisladores señalaron que Trump sabía que había perdido las elecciones de 2020 ante el demócrata Joe Biden pero insistió con sus acusaciones de fraude y finalmente instó a sus partidarios en Washington para una manifestación que terminó con un asalto al Congreso que dejó cinco muertos.

‘Encontrar’ los votos

Trump presionó a funcionarios electorales del sureño estado de Georgia a “encontrar” los votos que necesitaba para ganarle a Biden en 2020, lo que llevó a la fiscal del estado a investigar la denuncia.

La investigación está analizando ahora la llamada telefónica a los funcionarios electorales y la supuesta presión pública y privada de Trump sobre las autoridades, incluido el gobernador, el fiscal general y el investigador jefe del secretario de estado.

Organización Trump

Las autoridades del estado de Nueva York han estado investigando las prácticas comerciales de la Organización Trump, incluso si el grupo engañó a prestamistas y autoridades fiscales sobre los valores de sus propiedades inmobiliarias.

Sin embargo, en marzo, el fiscal que dirigía una investigación sobre las finanzas del expresidente renunció debido a la decisión del nuevo fiscal de distrito de Manhattan, Alvin Bragg, de no seguir adelante con el proceso contra Trump.

La investigación ahondó en determinar si Trump sobrevaloró de manera fraudulenta múltiples activos para garantizar préstamos y luego los subvaloró para minimizar los impuestos.

Con información de AFP