Reemplaza las gaseosas por bebidas naturales y refrescantes como agua de frutas con hielo. Fotos: Getty Images.
Reemplaza las gaseosas por bebidas naturales y refrescantes como agua de frutas con hielo. Fotos: Getty Images.

El verano significa largas horas de playa, salidas con amigos, fiestas todos los fines de semana, desarreglos en las comidas y, por supuesto, poco a nada de actividad física. Situaciones que podrían traer

MIRA | ¿El aire acondicionado puede afectarme seriamente?

En esa línea, la endocrinóloga aconseja poner en práctica estos seis tips para disfrutar un verano saludable y evitar complicaciones:

1. Hidrátate más

Necesitas reponer los líquidos que pierdes por el calor. No hay una medida exacta, pero mínimo son 2 litros de agua al día.

2. Controla la ingesta de alimentos procesados y azucarados

Es difícil resistirse a una gaseosa o a un helado, pero son productos altamente calóricos que si se consumen todos los días podrían ocasionarnos daños irreparables como resistencia a la insulina o diabetes.

MIRA | Estoy embarazada, ¿cómo puedo prevenir los golpes de calor?

3. Aumenta el consumo de frutas y verduras

Tus almuerzos siempre deben estar acompañados por una ensalada.

4. Despiértate más temprano

Aprovecha los primeros rayos solares para iniciar tus actividades.

5. Sigue ejercitándote

Nadie dice que entrenes todos los días, basta con que lo hagas tres veces por semana y listo.

6. ¡No te quedes encerrado, sal al aire libre!

Y siempre echándote bloqueador. Es importante que cuides tu piel. Evita exponerte en el rango de 10 de la mañana a 5 de la tarde.

DATITO

La clave para cuidar la alimentación en el verano es fijarse en las porciones y dar prioridad a las verduras y proteínas. Con eso claro, los fines de semana puedes darte los gustitos que quieras.

Pueden encontrar a la doctora en Facebook como:

TE VA A INTERESAR: