La película fue protagonizada por Julie Andrews (Foto: Disney)
La película fue protagonizada por Julie Andrews (Foto: Disney)

Es una de las películas emblemáticas del , pero su concepción como tal tomó mucho trabajo y tiempo, además de contar con una acérrima opositora: la autora de la idea original. “Mary Poppins” es un filme basado en la célebre novela de la escritora Pamela Lyndon Travers, quien durante varios años se opuso a la adaptación de su obra a la pantalla grande.

La cinta se estrenó en 1964 y con el tiempo se convirtió en un clásico pero su origen se remonta exactamente tres décadas atrás, cuando la escritora australiana nacionalizada británica publicó el texto homónimo.

En una entrevista en 1977 al programa de radio “Desert Island Discs” de BBC Radio 4, Travers reveló que el nombre “Mary Poppins” se originó de historias de su infancia que creó para sus hermanas, y que aún poseía un libro de esa edad con ese nombre escrito dentro.

Además, reveló que su tía abuela, Helen Morehead, quien vivía en Woollahra, Sidney, solía decir “Spit spot, a la cama”, lo que fue una posible inspiración para el personaje.

Pamela Lyndon Travers era el seudónimo literario de Helen Lyndon Goff. La australiana en 1899 y falleció en 1996 (Foto: El Mundo)
Pamela Lyndon Travers era el seudónimo literario de Helen Lyndon Goff. La australiana en 1899 y falleció en 1996 (Foto: El Mundo)

LOS MOTIVOS POR LOS QUE LA AUTORA DE MARY POPPINS SE OPUSO A SU PELÍCULA DE DISNEY

, estaba empeñado en hacer la película porque su hija se había enamorado del libro y él le prometió que lo convertiría en una película.

Con esa promesa, Walt trató de convencer a Pamela Travers durante 20 años y al final, ante tanta insistencia y la necesidad del dinero por parte de la europea, terminó accediendo de forma arregañadienta.

¿La razón? Entre los habituales y hasta comunes cambios que sufren los personajes y parte de la trama durante su adaptación a la pantalla -tomando en cuenta el público al que está dirigido y lo que se considera más atractivo, comercialmente hablando-, estaba el hacer la versión cinematográfica de Mary Poppins era más agradable y amable para el espectador -tomando en cuenta que estaba enfocado a los infantes.

Mezclar animación con acción en vivo y agregar elementos musicales a la película también fue un punto particularmente doloroso para Travers. El compositor Richard Sherman reveló recientemente: “Odiaba todo”, recordando su insistencia en que no inventen palabras.

LA AUTORA DE MARY POPPINS Y SU CLÁUSULA EN CONTRA DE DISNEY

Una vez que se estrenó el film, que fue un éxito para la época -década de 1960-, Pamela Lyndon Travers hizo poner en su testamento que ningún otro de sus trabajos debería ser adaptado por nunca más, teniendo en cuenta que el libro de Mary Poppins tuvo 7 entregas más.

Técnicamente eso se cumplió, ya que la cinta secuela “El regreso de Mary Poppins” (2018) era en base a un guión original, aunque al final de cuentas tomó elementos que aparecían en otros libros.