La actriz se alejó de la televisión en el año 2013. (Foto: AFP)
La actriz se alejó de la televisión en el año 2013. (Foto: AFP)

Semanas después de paralizar al mundo de las celebridades y conmover los corazones de sus fans con su desgarrador testimonio, , parece haber encontrado cierta calma en su vida, incluso ahora está segura que tiene la sensación de extrañar a su fallecida madre.

MIRA TAMBIÉN | ¿Por qué Josh Peck está conmovido con el libro autobiográfico de Jennette McCurdy?

En una reciente entrevista para el podcast ‘Anna Faris is Unqualified’ de Anna Faris, la recordada estrella de Nickelodeon dice estar en paz consigo misma a raíz de confesar en su libro autobiográfico ‘I’m Glad My Mom Died’ las terribles experiencias que le tocó afrontar desde su infancia.

La difícil relación que sostuvo con su progenitora considerando que la explotaba, la obligaba a hacer dietas y usar ropas incómodas —como narra en sus memorias— hoy ha pasado a un segundo plano y ahora se encuentra en el trabajo de cerrar el complicado capítulo.

“Creo que me ayudó el libro, hago un intento de encontrar el cierre. Ahora soy capaz de tener esta experiencia con mi madre en la que puedo extrañarla. Aceptar simplemente que la extraño. No estoy enojada, no estoy dolida, simplemente la extraño. Fue muy complicado durante mucho tiempo y ahora se siente más fácil”, dijo la actriz de 30 años.

Normalizó la violencia

En la entrevista además narró otros complicados pasajes de su infancia como el hecho de ver la violencia familiar de cerca en sus padres, mientras ella y sus hermanos jugaban. Creyó erróneamente que eso era algo ‘normal’ por ser repetitivo.

“Cuando era pequeña, no me daba cuenta de que era un abuso o un trauma. Sólo pensaba: ‘Los chicos están jugando a ser 007, la mamá persigue al papá con un cuchillo, la abuela está llorando con papel higiénico en la cabeza’, indicó.

Del mismo modo, la protagonista de ‘iCarly’ ahora con 30 años se dedica a la producción de cortometrajes lejos de lo que significaron estos hechos. Hoy quiere dar la vuelta a la página y enfocarse en sus proyectos personales.