La historia de "Corazón salvaje" se desarrolla en los albores del siglo XX, en Puerto Vallarta, donde surge el amor entre Mónica y Juan del Diablo. (Foto: Televisa)
La historia de "Corazón salvaje" se desarrolla en los albores del siglo XX, en Puerto Vallarta, donde surge el amor entre Mónica y Juan del Diablo. (Foto: Televisa)

seguirá siendo por mucho tiempo uno de los grandes clásicos de los años 90. Y no es para menos, pues la historia de dos jóvenes, aparentemente distintos, que se llegan a enamorar perdidamente cautivó al público de principio a fin. Cómo olvidar aquella trama ambientada en los inicios del siglo XX y que tuvo como escenario el Puerto Vallarta, lugar que fue testigo del nacimiento de la pasión más sublime entre Juan del Diablo y Mónica De Altamira Montero de Alcázar y Valle, interpretado por los actores Eduardo Palomo y Edith González.

MÁS INFORMACIÓN: Los besos que Edith González y Eduardo Palomo se daban detrás de cámaras en “Corazón salvaje”

Desde que comenzó a emitirse en julio de 1993, la telenovela, basada en el triángulo amoroso entre las jóvenes condesas Mónica y Aimée con el hijo ilegítimo de un rico terrateniente de nombre Juan del Diablo, alcanzó altos niveles de sintonía convirtiéndose en la preferida del público.

Aunque han pasado más de 27 años desde que fue estrenado este melodrama mexicano, producido por José Rendón, hay algunos detalles que pocos conocen, sobre todo de los protagonistas. Así que presta mucha atención.

Juan del Diablo tenía un carácter complicado. Fue criado de forma abusiva por su padrastro después de la muerte de su madre. (Foto: Televisa)
Juan del Diablo tenía un carácter complicado. Fue criado de forma abusiva por su padrastro después de la muerte de su madre. (Foto: Televisa)

¿CÓMO EDUARDO PALOMO SE QUEDÓ CON EL PAPEL DE JUAN DEL DIABLO?

Para muchos, el sólo hecho de escuchar “Corazón Salvaje”, de inmediato se le viene a la mente el rostro de Juan del Diablo, interpretado por Eduardo Palomo, actor que mejor encarnó a ese muchacho de personalidad salvaje y conflictiva. Sin embargo, tenemos que darte a conocer que él no era la primera opción para ese papel. Sí, aunque resulte inimaginable, otros histriones estaban destinados para dicho personaje.

Resulta que Televisa había solicitado al productor buscar al cantante guatemalteco Ricardo Arjona para que ocupe ese lugar. En una entrevista para ‘Historias detrás del mito’, Edith González reveló que el artista no aceptó trabajar en la telenovela porque no se consideraba actor.

Otro de los actores que estaban en la mira fue el cubano César Évora, quien por ese entonces llegaba a México para hacerse un nombre en el mundo de la actuación. Hasta un punto se tuvo la certeza de que él sería el actor principal de esta novela, pero no estaban muy seguros de que tendría la fuerza para el papel.

Entonces, surgió un cambio de planes cuando en uno de los castings se presentó Eduardo Palomo, quien al conocer el personaje al que posiblemente daría vida, llegó todo desaliñado, algo que cautivó de inmediato al equipo de producción. Es así como se hizo de Juan del Diablo.

Con el paso de los años, Juan se convierte en un robusto pirata y bandolero que vive a orillas del mar y maneja un barco de su propiedad, apodado "El Satán". (Foto: Televisa)
Con el paso de los años, Juan se convierte en un robusto pirata y bandolero que vive a orillas del mar y maneja un barco de su propiedad, apodado "El Satán". (Foto: Televisa)

Aunque él estuvo a punto de rechazar el papel debido a que estaba haciendo una obra de teatro, pero los ejecutivos de Televisa le dieron facilidades de horario con tal de que aceptara. Para adecuarse al físico del personaje, Eduardo Palomo tuvo que teñir su cabello de marrón claro a negro y dejarlo crecer hasta sus hombros, además de broncearse para oscurecer un poco su piel, ya que el personaje vivía en la playa.

Debido a que Évora había realizado una buena interpretación, María Zarattini y José Rendón le asignaron otro rol en “Corazón Salvaje” y él aceptó dar vida a Marcelo Romero Vargas, un rígido juez que escondía un gran amor por una pequeña que terminaría siendo su sobrina.