Bryan Cranston y Aaron Paul presenciaron la revelación de sus estatuas de bronce. (Foto: AMC)
Bryan Cranston y Aaron Paul presenciaron la revelación de sus estatuas de bronce. (Foto: AMC)

A pesar haber transcurrido casi 10 años desde que se emitió el último capítulo de , Bryan Cranston y Aaron Paul siguen siendo reconocidos por darle vida a Walter White y Jesse Pickmam respectivamente, unos narcotraficantes en la popular serie. El más reciente reconocimiento que recibieron se dio el 29 de julio con la revelación de unas estatuas de bronce con las figuras de estos personajes ficticios.

TAMBIÉN LEE: Aaron Paul y Bryan Cranston lanzaron su nuevo proyecto... ¿La película de Breaking Bad?

La historia que narraba la vida de un profesor de química endeudado y enfermo de cáncer, el cual buscaba generar mejores ingresos para su familia produciendo y vendiendo metanfetamina con un joven exalumno suyo, se hizo famosa en 2008 por lo creativa e interesante de la trama, al punto de tener cinco temporadas que duraron cinco años.

Heisenberg y Pickmam en bronce

El pasado viernes 29 de julio el escultor Trevor Grove con a la ayuda American Fine Arts Foundry le presentó a Bryan Cranston y Aaron Paul las estatuas de ambos hechas en bronce, interpretando a Walter White y Jesse Pickmam. El lugar de presentación no pudo ser otro que la localidad en donde se grabó esta gran producción, en Albuquerque, Nuevo México. Esta revelación se hizo en el centro de convenciones.

A la cita no solo fueron estos dos actores, sino, parte del elenco y el director, Vince Gilligan, estuvieron presentes en el evento de celebración. Incluso, se pudo ver a algunos actores que les dan vida a los personajes de la secuela de Breaking Bad, Better Call Saul. Esta última producción cuenta la vida del famoso abogado de Walter White, Saul Goodman.

Bryan Cranston y Aaron Paul posaron junto a sus estatuas de bronce. (Foto: Getty)
Bryan Cranston y Aaron Paul posaron junto a sus estatuas de bronce. (Foto: Getty)

Por su parte, el que habló sobre las estatuas fue Gilligan, el cual indicó que trabajar con Cranston Y Paul fue todo un placer. “Con toda seriedad, sin duda algunas personas dirán: ‘Guau, justo lo que necesitaba nuestra ciudad’. Y lo entiendo. Veo a dos de los mejores actores que Estados Unidos ha producido jamás. Los veo, en carácter, como dos figuras trágicas más grandes que la vida, cuentos de advertencia”, indicó.