No es la primera vez que el influencer español está envuelto en polémicas humillando a otras personas. (Foto: @DoaTecla5/Twitter)
No es la primera vez que el influencer español está envuelto en polémicas humillando a otras personas. (Foto: @DoaTecla5/Twitter)

Borja Escalona es un influencer de que ha sido el protagonista de más de una polémica, no necesariamente, por las mejores razones, todo lo contario, y esta vez no fue la excepción, de hecho, para muchos se superó él mismo cuando fue a un restaurante a comer una empanada gratis, pero enfureció cuando le quisieron cobrar, por lo que amenazó al local con cobrarle por la publicidad. De inmediato, el video se hizo , pero tras una serie de críticas en , decidió cerrar su canal.

Modus operandi

Escalona se ha ganado cierta “fama” en la plataforma de videos por hacer bromas cuyo humor es más que dudoso y tampoco sería la primera ocasión en la que esta red social bloquea su canal, de hecho, ha sido su estrategia durante mucho tiempo, pero en esta ocasión cruzó una línea muy delgada.

Pero ¿Qué sucedió? Antes del video comiendo empanadas, Escalona ya había filmado material yendo a diversos establecimientos, grabándose así mismo, según él, haciendo publicidad, pero sin avisar en ningún momento a los dueños o trabajadores del local, generando problemas cuando intenta llevarse algún producto sin pagarlo amparado en que está promocionando dicho negocio.

Una empanada “gratis”

Esta vez, el suceso tuvo lugar en Vigo el pasado 15 de agosto, el influencer se muestra comiendo una empanada, asegura que está deliciosa y lo comenta a su público en una transmisión en vivo (de poco más de 3.700 espectadores) con la intención de comerla gratis, amparado en la supuesta celebridad que goza.

“A tapa do barril” es el nombre del restaurante donde Borja Escalona pide una empanada, la come, pero antes de irse la chica que atiende le informa que tiene que pagar 2.30 euros, este replica que no tiene por qué hacerlo dado que se trata de una publicidad.

La conversación se da de la siguiente manera: “¿Que tengo que pagarla? Bueno, pues, entonces, hemos entrado en un problema, entonces, te tengo que cobrar esta promoción que te acabo de hacer, te va a salir un pelín más caro”, la camarera replica que tiene que hablarlo con su jefa, pero Escalona no retrocede en su actitud, de hecho, la intensifica.

“Pero, cuando te dije que comía cosas gratis antes de morder esto, yo voy enseñando sitios y promociones gratis, claro, no te voy a pagar 2 euros por esto (…) Cuando te dije cosas gratis, me refería a esto, y yo te dije cosas gratis”, la mujer replica que ella le dijo que no se aceptaban “cosas gratis”.

Entonces, pregunta cómo se llama el sitio, la muchacha replica “A tapa do barril”, repite el nombre en el directo y pide que no hagan malas reseñas sobre el sitio, pero agrega: Lo que pasa es que les va a llegar una factura de la promoción que acabo de hacer, que son 2.500 euros, lo mandará mi empresa, no te preocupes, te puedes quedar con el cambio”, dijo esto luego que Rebeca, la camarera, asegurara que se sentía amenazada por esto, además de asegurar que si hacía aquello, posiblemente, perdería su trabajo.

Recibe rechazo masivo por su actitud

Sin embargo, contrario a lo que pensó, el video le causó una lluvia de críticas, por lo que tuvo que hacer un nuevo directo donde intentó explicar lo que sucedió, aunque desde su punto de vista, pues, pese a pedir perdón “A tapa do barril”, insiste en que cree que ha sido muy injusto todo el “odio” que viene recibiendo.

En ese sentido, contó que cuando fue a un restaurante de Madrid con su esposa, el gerente le prohibió el ingreso, pues no quería “indeseables” entre sus comensales, también que el gimnasio al que iba la rescindió la suscripción y le devolvió el dinero.

Cancelado

Pero, esta historia no acabó aquí, pues su canal en YouTube, de poco más de 35 mil suscriptores, fue cancelado por Google, pero también por Twitch.

Escalona abrió otro canal, donde aseguró que haría un directo para conseguir mil suscriptores y 4 mil horas de reproducción gracias al odio que tienen hacia él; lo curioso es que lo consiguió, pero, de inmediato, el nuevo canal fue cerrado por la plataforma de videos

Restaurante se pronuncia

Ante la polémica entre Borja Escalona y “A tapa do barril”, el restaurante de empanadas emitió un comunicado en redes sociales donde denuncian la actitud de fomento de odio del influencer contra su establecimiento, pero también no descartan emprender un proceso legal en su contra.