Un niño de 8 años hace un cómic, lo esconde en la biblioteca y ahora todos quieren leerlo. (Foto: @TODAYshow)
Un niño de 8 años hace un cómic, lo esconde en la biblioteca y ahora todos quieren leerlo. (Foto: @TODAYshow)

Dillon Helbig, un niño de 8 años de Idaho, , escribió y dibujó un libro de ilustraciones que decidió dejar en una biblioteca comunitaria para que otras personas lo leyeran. Lo que el pequeño ni su familia esperaban era que su creación iba a volverse un éxito entre los lectores de la biblioteca.

En la Navidad pasada, el menor terminó de crear una historia de 81 páginas que describe su travesía por el Polo Norte, a donde llegó por la estrella del árbol de Navidad. Según se puede ver en la portada de la obra, esta se llama “Las aventuras de Navidad de Dillon Helbig”.

Durante una visita a la Biblioteca Comunitaria de Ada, a donde llegó con su abuela, el niño dejó su creación en la sección de cómics. “Quería poner mi libro en el centro de la biblioteca desde que tenía 5 años […] porque siempre tuve un amor por los libros y las bibliotecas”, dijo el pequeño en conversación con Good Morning America.

Al llegar a casa, Dillon le contó a sus padres lo sucedido. Su madre, bastante angustiada, llamó al local preguntando por el libro para ver si lo podían devolver.

No obstante, Alex Hartman, gerente de la biblioteca, dijo que el cómic era tan bueno que había decidido ingresarlo en su sistema de catálogo. Además, le otorgaron al niño el primer “Premio Whoodini” al mejor novelista joven, un galardón creado solo para él.

Adicionalmente, se anunció que se harán copias del libro, por el que ya hay una lista de espera.

Dillon Helbig, el niño que dejó un cómic creado por él en una biblioteca

Desde entonces, el cómic es todo un éxito entre los lectores adultos y niños. Además, una gran cantidad de medios locales se contactaron con el menor para conocer su historia.

Se dio a conocer que varias editoriales quieren publicar oficialmente la novela gráfica de Dillon. Por otra parte, se supo que el caso del pequeño ha motivado a otros niños a pedir un espacio en las librerías para compartir sus creaciones.


tags relacionadas