Spot, el perro-robot de Pompeya tiene distintos objetivos, uno de ellos descubrir a los ladrones de restos arqueológicos. | Foto: Pompeii
Spot, el perro-robot de Pompeya tiene distintos objetivos, uno de ellos descubrir a los ladrones de restos arqueológicos. | Foto: Pompeii

El Parque Arqueológico de posee a un novedoso perro robot de cuatro patas llamado Spot y puede inspeccionar lugares muy pequeños y registrar datos que servirán para los estudios que se realizan de la ciudad. Además, este robot ayudará a descubrir los túneles clandestinos que usan los ladrones que roban material arqueológico.

Spot tiene como principal objetivo “utilizar soluciones tecnológicas innovadoras” con el fin de “mejorar el seguimiento de lo existente y el conocimiento del avance de las obras de las zonas objeto de recuperación o restauración, y por tanto, gestionar la seguridad de la obra, así como de los trabajadores”, contó la dirección de esta área arqueológica.

Gabriel Zuchtriegel, director de Pompeya, señaló que los “avances tecnológicos en el mundo de la robótica, la inteligencia artificial y los llamados sistemas autónomos, han producido soluciones e innovaciones fácilmente asociadas al mundo industrial y manufacturero, que hasta ahora no habían encontrado aplicación dentro de los sitios arqueológicos debido a la heterogeneidad de las condiciones ambientales”.

Spot no llegó solo a Pompeya, pues la ciudad adquirió también un dron con el primer láser capaz de escanear en 3D, facilitando así la labor de los arqueólogos.

¿Cuánto vale un perro robot?

El perro robot cuesta 63.700 euros, pero según las aplicaciones que se le añadan podría llegar hasta los 300.000 euros. Por ejemplo, en febrero, Boston Dynamics presentó un brazo que permitía a Spot agarrar y mover objetos y que cuesta 30.000 euros sobre el precio de la plataforma, reporta el portal .

¿Qué hacen los perros robots?

Los perros robot, cuyo nombre oficial es “Vehículos de Vigilancia Terrestre Automatizados”, cuentan además con cámaras térmicas y de visión nocturna, así como con sensores de movimiento, con el fin de detectar el cruce ilegal de personas a través de la frontera, por lo que se pronostica que en el futuro podrían ser binomios de los oficiales de la CBP (Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos), señala la versión en español del diario .