Video del pianista brasileño João Carlos Martins, al borde de las lágrimas por volver a tocar el piano, se han vuelto tendencia en las redes sociales. (Foto: Referencial / Pixabay)
Video del pianista brasileño João Carlos Martins, al borde de las lágrimas por volver a tocar el piano, se han vuelto tendencia en las redes sociales. (Foto: Referencial / Pixabay)

João Carlos Martins es un pianista de que tuvo que alejarse de su preciado instrumento debido a una serie de accidentes y una enfermedad degenerativa que le impedía mover los dedos. Desde entonces, se ha sometido a un largo tratamiento que le ha permitido recuperar la movilidad poco a poco.

MIRA: Conductora de noticiero se enoja y suelta mala palabra en plena transmisión

En 1965, sufrió un accidente en la manos mientras jugaba un partido de fútbol. Años después, desarrolló una dolencia como resultado del exceso de repetición de movimiento. En consecuencia, un médico le recomendó no volver a tocar el piano y se convirtió en director a partir del año 2000.

Esto lo llevó a enfrentar múltiples cirugías que le devolvieron la movilidad en algunos de sus dedos, aunque de forma bastante limitada; sin embargo, todo cambió cuando le obsequiaron unos guantes biónicos hechos a medida para volver a tocar el piano como en sus inicios.

El dispositivo fue creado por Ubiratã Bizarro Costa, un diseñador industrial de Brasil que, según cuenta João Carlos Martins, se le acercó luego de uno de sus conciertos y le propuso desarrollar un sistema que lo ayudara, y no como un negocio, sino como un regalo que le permitiera recuperar su maestría en el piano.

Ahora, se volvió viral un video en que el músico aparece tocando su instrumento gracias a la ayuda de sus nuevos guantes y al borde de las lágrimas. El clip, publicado en redes sociales, acumula más de 7 millones de reproducciones.

El pianista contó a The Associated Press que, por años, recibió más de 100 dispositivos distintos que prometieron solucionar el problema de sus manos, pero que ninguno ha funcionado tan bien como los guantes biónicos.

“Puede que no recupere la velocidad del pasado. No sé qué resultado darán. Estoy empezando de nuevo como si tuviera 8 años de edad”, explicó Martins, quien ahora se siente “como un niño con un juguete nuevo”.

TE PUEDE INTERESAR

tags relacionadas