Compost casero, un fertilizante natural para nuestro jardín o plantas. (Foto: Pexels)
Compost casero, un fertilizante natural para nuestro jardín o plantas. (Foto: Pexels)

Si te encantan las plantas y deseas ahorrar dinero en la compra de compost, hacerlo en casa nos significará un ahorro de dinero. El compost es un abono con nutrientes que sirve para enriquecer la tierra del jardín o las plantas que tengamos en el hogar. Hacerlo en el hogar es una alternativa más respetuosa con el medio ambiente que los fertilizantes químicos que podemos comprar.

MÁS | Remedios caseros que puedes aplicar para limpiar la mochila escolar y dejarla como nueva

El compost casero crecerá a partir de diversos tipos de materia prima como cáscaras de papas, frutas y verduras, etc. Si no sabemos hacerlo, los desechos se pudrirán, de manera que solo lograremos una masa hedionda que no servirá para nada. A continuación algunos para hacer compost.

El compost casero crecerá a partir de cáscaras de papas, frutas y verduras, etc. (Foto: Pexels)
El compost casero crecerá a partir de cáscaras de papas, frutas y verduras, etc. (Foto: Pexels)

Cómo hacer compost con trucos caseros

  1. Lo primero que necesitaremos es un compostador, que es un recipiente en el que iremos añadiendo, poco a poco, la materia prima que posteriormente se convertirá en compost. Basta con una caja de frutas de madera, una jardinera grande que ya no utilicemos, cualquier recipiente nos servirá. La única condición es que no esté en contacto directo con el suelo.
  2. Lo segundo que debemos hacer es hacer unos agujeritos en la base e ir colocando una primera capa de tierra, y una segunda capa de materiales secos (aserrín, paja, algunas ramas de restos de poda). Estas primeras capas secas evitarán que el fondo de nuestro compostador casero pueda pudrirse y al final se acabe estropeando la mezcla que vamos a hacer.
  3. El tercer paso consistirá en añadir los desechos orgánicos. Iremos intercalando productos húmedos o verdes, con productos secos. De esta manera, y haciéndolo por capas, el compost no olerá a podrido y se habrá echado a perder, y tendremos ese equilibrio que necesita un compost para ser el abono perfecto. Es importante usar guantes para este proceso.
  4. El siguiente paso es regar el compost casero porque este abono orgánico necesita de cierto grado de humedad para que se vaya formando. Asimismo, también necesitaremos airearlo. Por tanto, es necesario regarlo de vez en cuando, teniendo cuidado de no encharcar el contenedor.

Este compost casero necesita de un tiempo de elaboración. Deberemos dejar pasar entre 6 y 8 meses, para empezar a extraerlo del fondo del recipiente. La forma de saber que está listo es porque desprenderá un agradable olor que nos recordará a la tierra del bosque. Es recomendable dejarlo reposar unos días una vez que lo hemos extraído, y ya lo tendremos listo para abonar nuestras plantas.

VIDEO RECOMENDABLE

Jardinería: Cómo hacer composta en tu casa
El Compostaje es un camino para reciclar los residuos de nuestra huerta, jardín y la cocina.