Pëdrito sigue ilusionado con conquistar a su amiguita Lily en , pero siempre algo se interpone entre ellos cuando se dispone a declararse. Esta vez el hijo menor de Pichón tuvo su más clara oportunidad cuando la pequeña fue a verlo a su casa.

Esta vez, la hija de la profesora Ana apareció de visita y se mostró triste al revelarle la historia de sus padres. Pedrito no quiso perder la ocasión de tenerla cerca, pero se puso a pensar bastante en si dar el paso o no en De vuelta al barrio.

Lily le dijo que la pone triste no tener un hermanito con el cual poder compartir sus problemas, pero Pedrito solo tenía en mente acabar de una vez como sus dudas y besarla mientras tenía los ojos cerrados en el sofá en este capítulo de De vuelta al barrio.

Justo cuando parecía que nada lo detendría esta vez luego de tantos obstáculos, Ana apareció en la ventana para llamar a su hija. Ambas se despidieron de él y de su abuela Consuelo. Tal parece que la angustia del hijito de Pichón deberá continuar en De vuelta al barrio.

tags relacionadas