Los miembros de la tripulación de la ambulancia trabajan dentro de una ambulancia estacionada frente al Royal London Hospital en el este de Londres el 7 de enero de 2022. (Foto de Daniel LEAL / AFP)
Los miembros de la tripulación de la ambulancia trabajan dentro de una ambulancia estacionada frente al Royal London Hospital en el este de Londres el 7 de enero de 2022. (Foto de Daniel LEAL / AFP)

Durante la última semana, las autoridades británicas generaron polémica al recomendar y ofrecer vacunar a los hombres gays que consideraba “de riesgo”, como medida para evitar la propagación de la viruela del mono en el Reino Unido.

En un comunicado, la agencia de seguridad sanitaria de la nación insular señalaba que los médicos podrían considerar vacunar a aquellas personas que “tienen múltiples parejas, participan en sexo grupal o asisten a lugares de ‘sexo en las instalaciones’”, señala .

“Al ampliar la oferta de vacunas a las personas con mayor riesgo, esperamos romper las cadenas de transmisión y ayudar a contener el brote”, dijo la directora de inmunización de la Agencia de Seguridad Sanitaria, la Dra. Mary Ramsay.

El documento llegó después de que el Reino Unido indicara que más del 99% de los casos de viruela del mono se da entre hombres, la mayoría de ellos gays, bisexuales o hombres que tienen sexo con hombres.

Sin embargo, detallaron que cualquier persona que esté en contacto físico o directo con alguien que esté infectado, o con su ropa, sábanas, etc., puede llegar a contraer la enfermedad, independientemente de su orientación sexual.

Aunque no se trata de una infección sexualmente transmisible, la transmisión puede producirse por relación sexual.

Las vacunas solo estaban disponibles en un principio para los trabajadores de salud que se encargaban de cuidar a los pacientes y el equipo de limpieza que desinfectaban áreas contaminadas por el virus de la viruela del mono.

Aunque la viruela del mono no se trata de una infección sexualmente transmisible, la transmisión puede producirse por relación sexual. (Foto: Berkay Ataseven / Shutterstock)
Aunque la viruela del mono no se trata de una infección sexualmente transmisible, la transmisión puede producirse por relación sexual. (Foto: Berkay Ataseven / Shutterstock)

No es por el momento una emergencia sanitaria

El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS) dijo este sábado que el brote de viruela del mono es una amenaza sanitaria muy preocupante, pero por el momento no se trata de una emergencia de salud pública global.

“Por el momento la situación no constituye una emergencia de salud pública de importancia internacional, que es el nivel más alto de alerta que la OMS puede emitir”, indicó Tedros Adhanom Ghebreyesus en un comunicado tras una reunión de expertos para tratar el tema.

“El comité de emergencia compartió sus serias preocupaciones por la escala y la velocidad del actual brote”, agregó Tedros.