El escritor peruano Mario Vargas Llosa e Isabel Preysler atienden a los medios de comunicación a su llegada a la entrega del premio "Madrileño del Año", acto que se ha celebrado hoy lunes en el Teatro Real de Madrid. (Foto: EFE / Fernando Alvarado).
El escritor peruano Mario Vargas Llosa e Isabel Preysler atienden a los medios de comunicación a su llegada a la entrega del premio "Madrileño del Año", acto que se ha celebrado hoy lunes en el Teatro Real de Madrid. (Foto: EFE / Fernando Alvarado).

El Premio Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa ha recibido este lunes 10 de octubre el Premio al Madrileño del Año defendiendo que los ciudadanos latinoamericanos tienen que estar orgullosos “de la herencia española”.

“¿Han pensado en las ventajas de esa herencia, que es la de tantos latinoamericanos? ¿Qué pasaría si (los latinoamericanos) fuéramos europeos, con esa dificultad de orientarse en un mundo de tantas lenguas? Igual si fuéramos africanos, porque allí las lenguas son también numerosas”, señaló Vargas Llosa durante su intervención en un acto en el Teatro Real.

El escritor peruano ha continuado con una defensa del español, donde “salvo a excepción de Brasil, se habla un idioma maravilloso que se ha ido abriendo paso por el mundo sin que ningún Gobierno haya trabajado en ese sentido”. “Ha sido esa facilidad del idioma las que han facilitado su expansión a lo largo del mundo”, remarcó.

El autor de ‘La ciudad y los perros’ -novela que escribió en Madrid- ha hecho tanto una defensa de España como de su capital. “España vive los problemas de la modernidad y es un país profundamente democrático que irá encontrando poco a poco fórmulas de sosiego y amistad”. “Nuestra función, de los latinoamericanos en España, es ayudar a que sea un país grande e importante en el mundo”, apuntó.

Por otro lado, ha hecho hincapié en la importancia de continuar junto a los hermanos españoles “en esa hermosa batalla por la libertad”. “He visto cómo la libertad ha ido cuajando en España hasta convertirse en fuente de la que maman todos los españoles, sin excepción y también quienes pretenden alejarse de España maman de estas fuentes”, ha añadido.

En este sentido, Vargas Llosa, quien reconoce sentirse “profundamente madrileño”, ha hecho otra defensa de la ciudad reiterando que “Madrid y libertad son inseparables”. “La libertad es nuestra mejor garantía de futuro y es el perfume que se respira en las calles de Madrid”, concluyó.

En el acto de entrega le han precedido el anterior galardonado, el presidente del Teatro Real, Gregorio Marañón, quien ha resaltado en alusión a Vargas Llosa que hay “reconocimientos que honran a quien los conceden”. “Mario Vargas Llosa no es solo uno de los mejores escritores de nuestro tiempo, sino también un intelectual comprometido con las causas cívicas en las que cree desde su pensamiento liberal”, añadió.

Por su parte, el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha celebrado “con orgullo” que Vargas Llosa “haya decidido que Madrid sea la mejor ciudad para vivir”. “La universalidad de Madrid se llama Mario Vargas Llosa”, defendió, para concluir recordando su “apasionada defensa de la libertad y unidad de España y el Estado de Derecho” en un acto de octubre de 2017.

El galardonado de esta edición ha sido elegido como ‘Madrileño del Año’ “en reconocimiento a su amor a la capital y por haber sido en múltiples ocasiones embajador de Madrid”. El Premio Madrileño del Año es un galardón organizado por la revista ‘Vivir Madrid’, de la editorial Sganmedios.

Fuente: Europa Press