La policía detuvo a Robert Crimo, de 22 años. (Foto: Twitter)
La policía detuvo a Robert Crimo, de 22 años. (Foto: Twitter)

Robert Crimo, el detenido por el tiroteo del Día de la Independencia en Highland Park (Illinois, EE.UU.) que dejó 6 muertos y 30 heridos, planeó el ataque durante semanas e iba disfrazado de mujer para no levantar sospechas, informaron este martes las autoridades.

Así lo señaló en una rueda de prensa el subdirector del Departamento del Alguacil del condado de Lake, Christopher Covelli, después de que su departamento entrevistara a testigos y supervivientes del suceso y revisara grabaciones de video efectuadas con teléfonos celulares.

Por el momento, la Policía no ha podido establecer cuáles fueron las motivaciones de Crimo, de 21 años, y contra el que todavía no se han presentado cargos.

“No tenemos información que sugiera en este punto si tuvo una motivación racial o religiosa”, añadió Covelli en respuesta a una pregunta sobre si se podría considerar un ataque antisemita debido a que en la zona donde se produjo hay una numerosa población judía.

Lo que sí que han podido esclarecer las autoridades es que Crimo, que actuó solo, planeó el ataque durante semanas.

“Llevó un rifle de alta potencia al desfile, accedió al tejado de una tienda a través de la escalera antincendios y comenzó a abrir fuego contra los inocentes asistentes a la celebración por el Día de la Independencia”, que en EE.UU. se celebra el 4 de julio, detalló Covelli.

Vestido de mujer para ocultar su identidad

Para pasar desapercibido, el sospechoso se vistió de mujer con el fin de esconder sus tatuajes faciales y su identidad.

Covelli explicó que el presunto atacante, que disparó más de 70 veces contra la multitud, había comprado el arma “legalmente” en Illinois.

Tras el tiroteo, Crimo abandonó el tejado desde el que disparó, arrojó su rifle y se mezcló con la gente como si fuera un espectador más del desfile, para dirigirse a la casa de su madre, que vive por el área.

Allí tomó el vehículo de su madre para escapar pero fue interceptado cuando trataba de huir. Dentro de ese automóvil, la Policía halló un segundo rifle.

Medios locales se han hecho eco de varios videos y mensajes violentos que Crimo había subido a las redes sociales antes del ataque, entre los que figura una escenificación de un tiroteo en un colegio.

Según la cadena de televisión NBC, el joven representaba en sus videos diversas formas de asesinar, y en uno de los últimos muestra una decapitación. La plataforma Youtube cerró la página del joven el lunes por la noche.

“Sabemos que muchos de los videos que colgó reflejaban realmente un plan y un deseo de cometer una matanza”, dijo la alcaldesa de Highland Park, Nancy Rotering, al canal CNN.

El presidente estadounidense, Joe Biden, ordenó hoy que hasta el próximo sábado las banderas ondeen a media asta en todos los edificios federales, lo que incluye las embajadas y legaciones consulares, además de instalaciones militares en el extranjero.

La decisión, precisó un comunicado de la Casa Blanca, se toma como señal de respeto hacia los fallecidos, uno de ellos mexicano, y los heridos.

Un tiroteo en Texas que ha sido revulsivo

Este suceso se produce después de que a finales de mayo 19 niños y 2 profesoras fallecieran por los disparos de un joven de 18 años que irrumpió en una escuela de primaria en Uvalde, en Texas, con un fusil semiautomático que había comprado legalmente.

A raíz de ese ataque y otro ocurrido en Buffalo (Nueva York), con 10 muertos, el Congreso del país aprobó en junio aumentar el control sobre las armas de fuego, con un acuerdo de mínimos entre demócratas y republicanos.

La nueva ley, rubricada por Biden, incluye una revisión del proceso de compra de armas para los menores de 21 años y extiende a todo el país las llamadas normas de “alerta de peligro” (“Red Flag”), que permiten activar un procedimiento legal para confiscar las armas de fuego de quienes representen un peligro para terceros o para sí mismos.

La legislación busca acabar, además, con lo que se conoce como “el vacío legal del novio”, por el que hasta ahora si alguien era acusado de violencia doméstica sin estar casado, se le dejaba seguir teniendo armas en propiedad, algo que no ocurre en el caso de las personas casadas.

Pese a ese hito legislativo, el Tribunal Supremo del país, de mayoría conservadora, amplió en junio el derecho a portar armas al avalar que se puedan llevar en público.

Desde comienzos de 2022, un total de 317 personas han perdido la vida en EE.UU. en tiroteos “masivos”, de acuerdo a los datos de Gun Violence Archive, que documenta este tipo de violencia.

Esa organización considera como “tiroteo masivo” aquellos con al menos 4 víctimas, ya sean muertos o heridos, entre los que no se incluya el autor del tiroteo, en caso de que haya fallecido o sufrido heridas.

Fuente: EFE