El director del Gaula de la Policía, Gelber Cortés, señaló que los criminales exigían entre 10 mil y 15 mil pesos diarios. (Foto: Captura de video)
El director del Gaula de la Policía, Gelber Cortés, señaló que los criminales exigían entre 10 mil y 15 mil pesos diarios. (Foto: Captura de video)

La policía de Colombia puso al descubierto a una organización criminal, conformada por internos de una cárcel que extorsionaban a los propios presos; incluso les pedían dinero para usar el baño.

Gracias a la valiente denuncia de algunos internos y sus familias, el Gaula de la Policía (Grupo de Acción Unificada por la Libertad Personal) pudo identificar a los cerebros del acto criminal en una prisión del caribe colombiano, señala .

Un video compartido por las autoridades muestra a los hombres del llamado ‘Cacique del patio’, quien sería el líder de la organización, mientras pasaban celda por celda, con lista en mano, para cobrar los cupos y saber quién había pagado a través de familiares fuera del penal.

De no haber realizado el pago, los criminales llevaban a los presos a una celda privada que denominaban ‘la isla’ para torturarlos y mantenerlos encerrados por tiempos indeterminados y alejados de sus demás compañeros.

Tras la valiente denuncia de una de las víctimas, el Gaula de la Policía logró infiltrarse en la banda y grabó la forma en que los hombres del ‘Cacique del patio’ visitaban las celdas y pasaban lista para saber quién había pagado los cupos.

“Gracias a la denuncia oportuna del personal de la Costa Atlántica pudimos determinar la responsabilidad de un sujeto que se encuentra interno, quien se encargaba de extorsionar a otros presos de su mismo pabellón, exigiéndoles un dinero entre 10 mil y 15 mil pesos diarios para no atentar contra su integridad”, señaló Gelber Cortés, director del Gaula de la Policía.

Los criminales incluso pedían a las familias de sus víctimas fuera de la cárcel que pagaran a los cómplices de los extorsionadores, quienes se movilizaban por las calles recaudando el dinero en Cartagena y Barranquilla.

“Estamos hablando de entre 60, 70 mil pesos diarios que reunían entre esas seis familias”, agregó el coronel Cortés.

Con las pruebas recaudadas y las denuncias de las víctimas, fueron capturados dos cómplices del Cacique o también conocido como ‘W’, el jefe de la banda. A este criminal le imputaron nuevos cargos y la policía le solicitó al INPEC su traslado a otra cárcel.

VIDEO RECOMENDADO

Colombiano intentó secuestrar a menor