Un pavo llamado Chip camina por el jardín sur de la Casa Blanca en Washington, DC, el 21 de noviembre de 2022, luego de una ceremonia de perdón del pavo de Acción de Gracias por parte del presidente de los Estados Unidos, Joe Biden. (Foto de SAUL LOEB / AFP)
Un pavo llamado Chip camina por el jardín sur de la Casa Blanca en Washington, DC, el 21 de noviembre de 2022, luego de una ceremonia de perdón del pavo de Acción de Gracias por parte del presidente de los Estados Unidos, Joe Biden. (Foto de SAUL LOEB / AFP)

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, cumplió este lunes con la tradición e indultó a dos pavos que ya no se convertirán en la cena del Día de Acción de Gracias, durante un acto en la Casa Blanca, donde bromeó sobre los modestos resultados de los republicanos en las elecciones legislativas.

Los afortunados fueron los pavos “Chocolate” y “Chip”, originarios del estado de Carolina del Norte. Desde hace 75 años, el presidente estadounidense perdona a algún ave de esta especie que protagoniza el plato principal de las festividades de Acción de Gracias.

Harry Truman (1945-1953) se convirtió en el primer presidente en recibir un pavo de la Federación Nacional del Pavo, pero no fue hasta 1989 cuando el entonces presidente George H. W. Bush (1989–1993) inauguró la tradición de indultarlos.

El presidente, que fue interrumpido brevemente por su nieto Beau y su perro Commander, confesó que “Chocolate”, un pavo blanco de unos 21 kilos, era su preferido porque ese es su sabor de helado favorito.

“Chocolate” subió a la mesa para ser perdonado por el mandatario, mientras que “Chip”, también blanco, contempló desde el suelo a su compañero al ser indultado.

Además, Biden bromeó con el resultado de las legislativas del pasado 8 de noviembre, cuando los republicanos no lograron arrasar con la gran “ola roja” que predijeron algunas encuestas.

El líder demócrata dijo que la única “ola roja” que habrá en Acción de Gracias será si su perro Commander derrama la salsa de arándanos.

“Esto es Estados Unidos de América, no hay ni una sola cosa que no podamos hacer si no estamos juntos”, concluyó Biden, a lo que recibió el glugluteo de “Chocolate” como respuesta.

Tras el perdón, Biden se dirigió hacia la gente para saludar a los niños y tomarse fotos con los más avispados. El espacio se vistió con calabazas otoñales para dar la bienvenida a la época festiva.

Preguntado por la prensa sobre el anuncio de la investigación contra el expresidente Donald Trump (2017-2020), respondió: “Me enteré cuando lo hicieron ustedes”.

Tanto el presidente como la primera dama, Jill Biden, se encaminarán hacia Carolina del Norte para participar en una cena con familias de militares y marinos, a quienes también quiso recordar durante su discurso.

Fuente: EFE