El presidente del Congreso peruano, José Williams Zapata (izq.), junto a Dina Boluarte (der.) después de juramentarla como nueva presidenta horas después de que el Pedro Castillo fuera acusado en Lima, el 7 de diciembre de 2022. (Foto de Cris BOURONCLE / AFP)
El presidente del Congreso peruano, José Williams Zapata (izq.), junto a Dina Boluarte (der.) después de juramentarla como nueva presidenta horas después de que el Pedro Castillo fuera acusado en Lima, el 7 de diciembre de 2022. (Foto de Cris BOURONCLE / AFP)

El Gobierno brasileño le deseó este miércoles éxito en su futuro mandato a la vicepresidenta de Perú, Dina Boluarte, que debe asumir la jefatura de Estado tras la destitución del presidente Pedro Castillo.

La Cancillería brasileña afirmó en un comunicado que el presidente ultraderechista Jair Bolsonaro consideró como “incompatibles con el conjunto normativo constitucional” de Perú las medidas anunciadas este miércoles por Castillo, que dictó el cierre del Congreso y el nombramiento de un Gobierno de emergencia.

Estas medidas tomadas por Castillo, según el Gobierno brasileño, representan “una violación a la vigencia de la democracia y del Estado de Derecho”.

Asimismo, la nota dice que Brasil sigue “con preocupación la situación política” de Perú y espera que “la decisión constitucional” del Congreso de destituirlo y sustituirlo por Boluarte garantice el pleno funcionamiento del Estado democrático en Perú.

“El Gobierno brasileño manifiesta su disposición a seguir manteniendo las sólidas relaciones de amistad y cooperación que unen a los dos países y le desea éxito a la presidenta Dina Boluarte en su misión como Jefe de Estado peruano”, concluye la nota.

El presidente electo de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, todavía no se ha pronunciado acerca de los acontecimientos que ocurrieron hoy en Perú.

Tras lo que la mayoría del Congreso peruano calificó como intento de golpe de Estado, Castillo fue destituido y detenido en la sede de la prefectura de la Policía de Lima.

Castillo dictó este miércoles disolver temporalmente el Congreso e instaurar un Gobierno de emergencia nacional, horas antes de que el Parlamento debatiera una moción de vacancia (destitución) para apartarlo de la jefatura del Estado.

Fuente: EFE