La Reina Isabel II y el Príncipe Felipe posan después de la Coronación de la Reina, el 2 de junio de 1953 en el Palacio de Buckingham. (Foto por - / AFP)
La Reina Isabel II y el Príncipe Felipe posan después de la Coronación de la Reina, el 2 de junio de 1953 en el Palacio de Buckingham. (Foto por - / AFP)

La reina Isabel II falleció el pasado jueves 8 de setiembre tras más de 70 años en el poder. Su muerte conmocionó a la prensa internacional y calificaron el suceso como el “fin de una era”.

Su fallecimiento trajo a la memoria del mundo cómo es que Isabel II se convirtió en reina, pese a que no estaba incluida en la línea de sucesión para 1930.

Una locura de amor

El 10 de diciembre de 1936, el rey Eduardo VII, tío de Isabel II, anunció su renuncia al trono a casi un año de tomar el poder que su padre, el rey Jorge V, le dejó.

El rey Eduardo VII durante una visita de estado en Argentina, 1925. (Foto: Wikipedia)
El rey Eduardo VII durante una visita de estado en Argentina, 1925. (Foto: Wikipedia)

Pero el amor que sentía por la estadounidense Wallis Simpson hizo que renunciara al trono.

Ella pertenecía a la alta sociedad de la época y estaba casada con el empresario Ernest Aldriche Simpson, pero se divorció cuando empezó a salir con el joven príncipe. Contaba con ya dos divorcios y la sociedad británica no aceptó dicha condición.

La relación sentimental del entonces rey empieza a llamar la atención de sus opositores políticos, quienes le recomendaban que no se case. Eduardo VII renuncia por seguir al lado de su pareja.

“Me ha resultado imposible soportar la pesada carga de la responsabilidad y desempeñar mis funciones como rey, en la forma en que desearía hacerlo, sin la ayuda y el apoyo de la mujer que amo”, fueron las palabras de Eduardo VII al abdicar.

Lejos de los escándalos, Eduardo VII se casa en Francia con su pareja y pasaron juntos el resto de su vida.

El ascenso de Jorge VI

Alberto Frederick Arthut George era el hermano menor del rey Eduardo VII, y fue quien tomó el trono el 12 de mayo de 1937. Para ese entonces, Jorge VII ya tenía una familia.

La reina madre Isabel Bowes-Lyon y el rey Jorge VI posan con su hija, la princesa Isabel, el 21 de abril de 1944, mientras celebran su cumpleaños número 18 en el Castillo de Windsor. (Foto por PLANETA NOTICIAS / AFP)
La reina madre Isabel Bowes-Lyon y el rey Jorge VI posan con su hija, la princesa Isabel, el 21 de abril de 1944, mientras celebran su cumpleaños número 18 en el Castillo de Windsor. (Foto por PLANETA NOTICIAS / AFP)

Jorge VI se casó con la aristócrata Elizabeth Bowes-Lyon en 1920 y tuvieron a dos hijas: Isabel y Margarita. Ambas fueron educadas para reinar desde el momento que su padre toma el poder.

Sus años en el poder trajeron varios cambios para la monarquía. Sin embargo, la salud le trajo problemas y fue diagnosticado con cáncer de pulmón, pues era un fumador empedernido. Falleció cuando dormía un 6 de febrero de 1952 a los 56 años.

El viaje de Isabel

Para el momento que su padre falleció, la joven se encontraba en Kenia junto a su esposo Felipe de Grecia.

La princesa Isabel (futura reina Isabel II) y Felipe, duque de Edimburgo; a la derecha, el grupo incluye al rey Jorge VI de Gran Bretaña junto a la reina Isabel. (Foto por AFP)
La princesa Isabel (futura reina Isabel II) y Felipe, duque de Edimburgo; a la derecha, el grupo incluye al rey Jorge VI de Gran Bretaña junto a la reina Isabel. (Foto por AFP)

Cabe señalar que la joven pareja se conoció durante una visita de la familia real a la Escuela Royal Navy en Dortmoth y dos años después se casaron en noviembre de 1947.

Para la muerte de Jorge V, ambos estaban en una gira en África y regresaron de inmediato a Londres. Isabel ya era reina, pero su coronación no se dio inmediatamente.

“No tuve tiempo de aprendizaje. Mi padre murió demasiado joven y todo se produjo muy repentinamente”, comentó años después.

La reina Isabel II se convirtió en reina a los 25 años.

¿Por qué su coronación fue un año después?

La reina Isabel II posa el día de su coronación, el 2 de junio de 1953 en Londres. (Foto por AFP)
La reina Isabel II posa el día de su coronación, el 2 de junio de 1953 en Londres. (Foto por AFP)

La coronación se dio en junio de 1953 y fue televisada. Su nombre nació como el amanecer de una nueva era isabelina, recordando a Isabel I.

La celebración se dio un tiempo después, pues al ser una tradición festiva, es inapropiado que se lleve durante el momento de duelo por la muerte de su padre.

Fue una ceremonia bastante religiosa en Londres, donde Isabel II fue presentada como la encarnación de los valores familiares cristianos tradicionales. Es ahí donde prometió ser reina hasta su muerte.

VIDEO RECOMENDADO

Protocolo tras la muerte de la reina Isabel II

Protocolo tras la muerte de la reina Isabel II
Se espera el Rey Carlos III pronuncie su primer discurso durante la tarde de hoy