Gerry (izquierda) y Kate McCann, cuya hija Madeleine desapareció del apartamento de vacaciones de su familia en el Algarve poco antes de su cuarto cumpleaños en 2007. (Foto: Freek van den Bergh / ANP / AFP)
Gerry (izquierda) y Kate McCann, cuya hija Madeleine desapareció del apartamento de vacaciones de su familia en el Algarve poco antes de su cuarto cumpleaños en 2007. (Foto: Freek van den Bergh / ANP / AFP)

La investigación sobre la desaparición de la pequeña Madeleine McCann podría concluir este año, luego que la policía metropolitana de Londres decidiera cerrarla una vez que se agoten los fondos destinados para este caso. Tras 11 de años de intensa búsqueda aun no logran encontrar a la menor ni al responsable de su secuestro.

Según detalló el medio británico , la Operación Grange, investigación lanzada 4 años después de la desaparición de la menor en 2007, sería cerrada cuando se agoten los fondos este otoño.

“Actualmente no hay planes para llevar más lejos la investigación”, señaló una fuente cercana al medio. “El final del camino para la Operación Grange ahora está a la vista. Se espera que el trabajo del equipo esté terminado para el otoño”.

Esta decisión llega después que los investigadores no hallaran pruebas suficientes para acusar al principal sospechoso de la desaparición de Maddie, el violador y pedófilo Christian Brueckner.

El financiamiento de la Operación Grange concluiría el próximo 31 de marzo; aunque otra solicitud de subvención de la Policía Metropolitana lo hará hasta septiembre. Hasta la actualidad, el caso del secuestro de la menor superó los US$ 17 millones.

A pesar de los años, esta investigación aun sigue siendo tratada como ‘persona desaparecida’, aunque la policía alemana cree que Madeleine fue asesinada.

La desaparición de Maddy

En mayo de 2007, cuando Madeleine McCann tenía tan solo 3 años, desapareció de la casa de alquiler donde se encontraba con su familia durante unas vacaciones en Praia da Luz, Portugal.

Sus padres, Kate y Gerry McCann, cenaban con unos amigos en un restaurante mientras la pequeña dormía con sus hermanos Amelie y Sean.

Tras una intensa búsqueda que duró años, las autoridades portuguesas, alemanas y del Reino Unido anunciaron que contaban con un posible responsable, un hombre que vivió en Algarve entre 1995 y 2007.

Christian Brueckner, un convicto que cumple condena por la violación de una mujer de 72 años en la misma zona de Portugal cuando desapareció Madeleine, fue señalado como el principal sospechoso de la desaparición de la menor, sin embargo, por falta de pruebas hasta ahora lo logra ser culpado.

Brueckner trabajaba regularmente en el resort donde los McCann se alojaban. Según el Telegraph, el hombre estaba en el área en el momento de la desaparición de Madeleine.