El estudiante peruano Julio Tapara viajó a Japón gracias a una beca convenio entre la Embajada de Japón y la Pontificia Universidad Católica del Perú. (Foto: Sonia Tapada)
El estudiante peruano Julio Tapara viajó a Japón gracias a una beca convenio entre la Embajada de Japón y la Pontificia Universidad Católica del Perú. (Foto: Sonia Tapada)

Tenía un futuro prometedor. La muerte de un estudiante peruano de apenas 23 años en Japón ha consternado a toda su familia, residente en Arequipa. Julio César Tapara Tejada fue hallado sin vida en su habitación del campus del Tokio Institute of Technology, en Japón.

Aunque las circunstancias de su muerte aun son desconocidas, la familia de ‘Julito’, como será recordado, busca de distintas formas que el Estado peruano le ayude a repatriar el cuerpo de este joven arequipeño que trajo muchas victorias al país.

El cuerpo de Tapara Tejada fue encontrado por las autoridades japonesas en su habitación durante la semana pasada, tras una búsqueda incesante de su familia, quienes intentaron contactarse con él desde principios de septiembre.

“Con él nos comunicamos a fines de agosto, cuando nos dijo que estaba preparando su tesis, que estaba bastante ocupado, que lo disculpemos porque no estaba entrando mucho a redes sociales”, revela Sonia, la hermana del fallecido, en conversación telefónica con este medio.

“Esto ocurría a veces, es cierto, pero volvíamos a retomar contacto con él, pero esta vez no sucedió así”, detalla.

“Julio tenía un futuro brillante”, agregó Sonia, para señalar que por su mérito logró estudiar en Colegio Mayor Presidente del Perú, en Arequipa, y gracias a su inteligencia compitió en olimpiadas de Física en distintos países.

Viajó a Japón gracias a una Beca

Julio Tapara viajó a Japón en 2018, luego que ganara una beca a la que había postulado siendo estudiante de la Pontificia Universidad Católica del Perú.

“Él ganó una beca convenio con la embajada de Japón, para estudiar Física. A penas terminó en el colegio Presidente del Perú, que ahora es COAR, ingresó a la carrera de Física en la PUCP, en primer puesto y ahí encontró esta opción. Postuló, ganó y se fue hasta Tokio”, cuenta Sonia.

Este 2022 era el último año de Julio como estudiante, estaba preparando su tesis y al mismo tiempo había postulado a un trabajo como programador en Rakunten, una de las empresas más grande de comercio electrónico en Japón.

Si a veces la familia de Julio perdía el contacto con él, se apoyaban en su profesor de Tesis y en Kenji, su amigo peruano que también había sido becado en la misma institución.

Cuando el profesor de Tesis se comunicó con la familia para darles el pésame, les indicó que Julio había faltado a algunas sesiones. “Él pensó que como el trámite de postulación para un trabajo es largo, creyó que le estaba tomando mucho tiempo, por eso no estaba yendo a las clases de tesis”, detalla Sonia.

Reconocimiento del COAR Arequipa a Julio Tapara.  (Foto: Sonia Tapada)
Reconocimiento del COAR Arequipa a Julio Tapara. (Foto: Sonia Tapada)

Lo hallaron sin vida

Sonia se contactó con la Embajada de Perú en Tokio al ver que no tenía noticias de su hermano. Envió correos y después de unos días le respondieron el mensaje con la lamentable noticia.

“Cualquier persona no ingresa a los departamentos del campus, tiene que ser con autorización de la embajada y la policía”, cuenta. “La embajada se contactó con la policía y ellos ingresaron al departamento. Cuando llegaron, lo encontraron y avisaron de su muerte sin dar mayor detalle”, agrega.

Desde la embajada los llamaron el último sábado para darles la lamentable noticia. “Todavía no sabemos exactamente (sobre las causas de muerte) porque la policía no ha dado un informe del deceso. Lo único que nosotros tenemos como constancia de que ya no está en este mundo es el email del pésame de la embajada”, cuenta devastada Sonia.

Julio Tapada en el Instituto Tecnológico de Tokio, en Japón. (Foto: Sonia Tapara)
Julio Tapada en el Instituto Tecnológico de Tokio, en Japón. (Foto: Sonia Tapara)

Piden ayuda a la Cancillería

Sonia, quien se encargó desde el primer momento por obtener noticias de su hermano desde Arequipa, lamentó la indiferencia del Estado y la escasa ayuda que le brindaron en la Cancillería peruana para repatriar el cuerpo.

“El primer contacto que tuve fue con la embajada de Perú en Tokio, con la Srta. Andrea, ella me hizo el favor de pasarme el número del señor Jorge Zamora de Cancillería (en Perú)”, revela.

“Yo mandé la solicitud (de ayuda humanitaria) un domingo en la mañana, pero recién ayer lunes hablé con el señor Zamora, quien leyó el mensaje en ese momento y conversamos nuevamente por la tarde”, detalla.

Según cuenta Sonia, el Sr. Zamora, quien no se presentó con un cargo durante la conversación con ella, dijo que le devolvería la llamada; sin embargo, no lo hizo.

“Entonces yo me comuniqué otra vez y es allí donde me dice que tenía que revisar en el portal del SISFOH (Sistema de Focalización de Hogares), si estábamos en condición de extrema pobreza para que ellos me puedan ayudar, pero ya desde un comienzo me advirtió que habían explotado con las asistencias humanitarias”.

“Yo buqué en la página del SISFOH y por la categoría y evaluación que indican estamos como ‘no pobres’, entonces con esa condición prácticamente nos han negado la asistencia humanitaria”, detalló Sonia.

Julio Tapada cuando ganó la XXI Olimpiada Iberoamericana de Física. (Foto: Sonia Tapara)
Julio Tapada cuando ganó la XXI Olimpiada Iberoamericana de Física. (Foto: Sonia Tapara)

Según comentó, desde Cancillería le dijeron que podría postular SISFOH para que le cambiaran el rango económico a status de extrema pobreza para que así pueda recibir una ayuda, pero “que tardaría de un mes a dos”.

“Le pedí ayuda al señor Zamora, por tal motivo que mi hermano ha sido becado por el gobierno, ha ganado muchas olimpiadas internacionales, pero me dijo que eso no era como un aval”.

Aún desconocen las causas de muerte de Julio, quien cumplió 23 años el pasado 27 de septiembre. La familia de este joven estudiante presume que falleció días antes, ya que cuando intentaron comunicarse para desearle un feliz día, no respondió.

El cuerpo de Julio aún se encuentra en la morgue de Tokio. Hasta el cierre de este informe, la Cancillería no ha emitido ningún comunicado sobre el tema.

Sin embargo, desde el Consulado de Perú en Tokio, señalaron que desde el primer momento mantuvieron contacto con la familia de Julio y que estarían prestos a brindarle todo el apoyo que esté a su alcance.

“Desde el sábado 1 de octubre por la tarde, fecha en la que las autoridades locales nos comunicaron el fallecimiento del connacional Julio Cesar Tapara Tejada, esta oficina consular ha tenido contacto permanente con los deudos, expresándoles nuestras sinceras condolencias, así como las seguridades del apoyo constante de las autoridades peruanas en las diligencias y procedimientos subsiguientes”, detallaron desde el Consulado.

Asimismo, indicaron que se encuentran realizando las gestiones pertinentes para para viabilizar la repatriación de las cenizas del estudiante peruano.

“De momento, el consulado peruano se encuentra realizando gestiones frente a las autoridades japonesas competentes para viabilizar la repatriación de las cenizas del connacional fallecido, ultimando esfuerzos para que ésta se lleve a cabo de la forma más eficiente y rápida”, agregaron.

“En todo momento hemos manifestado a la familia que desde el Consulado General del Perú en Tokio tenemos la mejor disposición para asistirlos y acompañarlos en este difícil momento. Con ellos están nuestra solidaridad y pensamientos”, finalizaron.

Repatriación de los restos

A través de un publicado este miércoles, el Ministerio de Relaciones Exteriores, con apoyo de la Dirección General de Comunidades Peruanas en e Exterior y Asuntos Consulares, señaló que viene coordinando acciones para la pronta repatriación de los restos del joven estudiante.

Como resultado de las coordinaciones efectuadas por nuestras Misiones Diplomática y Consular en Tokio, el Cónsul Honorario del Perú en la ciudad de Takayama, asociaciones de la sociedad civil, empresarios y el Instituto Tecnológico de Tokio, institución donde cursaba estudios el señor Tapara, se han podido concretar las acciones conducentes a la pronta repatriación de sus restos”, indicaron en la publicación.

Asimismo, indicaron que “el Consulado del Perú en Tokio viene llevando a cabo las gestiones correspondientes con las autoridades locales para dar adecuado seguimiento a las investigaciones del caso, con la finalidad de que el mismo pueda esclarecerse en el más breve plazo”.

La Cancillería indicó que mantiene permanente contacto con la familia del ciudadano peruano fallecido y viene prestando toda la asistencia que corresponda.