El avión trasladaba a 169 pasajeros desde Buenos Aires hasta Córdoba. (Foto: Twitter JetSmart)
El avión trasladaba a 169 pasajeros desde Buenos Aires hasta Córdoba. (Foto: Twitter JetSmart)

El copiloto de un avión con destino a la ciudad de Córdoba, en Argentina, tuvo que realizar un aterrizaje de emergencia, luego que el piloto sufriera una descompensación en pleno vuelo y se desvaneciera en el instante en que se iniciaba el proceso de descenso hacia el aeropuerto.

El vuelo WJ 3266 de la compañía low cost JetSmart, que viajaba este viernes con 169 pasajeros a bordo, partió desde el Aeroparque Jorge Newbery, en Buenos Aires, y tenía como destino la ciudad de Córdoba, señala el .

Cerca de la 01:00 p.m., cuando el avión se acercaba a la capital cordobesa, el piloto Gustavo Riquelme sufrió una descompensación y se desvaneció en su asiento, por lo que el copiloto, Alvaro Borges Do canto, tomó el control de la nave solicitando a la torre de control un aterrizaje de emergencia.

Siguiendo los procedimientos para este tipo de incidentes, Borges pidió prioridad para el aterrizaje, ya que tenía a bordo casi 170 pasajeros, con los cuales debía llegar sanos y salvos.

Afortunadamente, el descenso se realizó con normalidad y sin ninguna consecuencia desafortunada.

La nave tocó suelo cordobés a la 01:12 p.m., minutos antes de lo previsto y, ni bien aterrizó, el equipo del aeropuerto montó un operativo para atender al piloto, quien fue recibido por personal médico del establecimiento, para luego ser llevado hasta el centro Sanatorio Allende de la Ciudad de Córdoba.

Asimismo, el equipo de la aerolínea se puso en contacto con la familia de Riquelme y el vuelo de regresó de Córdoba a Buenos Aires tuvo que ser reprogramado para las 18:45, señaló la prensa local.

“Estamos atentos a la salud de nuestro piloto y esperamos novedades de los profesionales sanitarios que lo están atendiendo”, explicaron desde la institución.

Según el medio, los pasajeros del mencionado vuelo señalaron que el aterrizaje se sintió distinto. “El frenado fue a fondo”, detallaron.

Muerte en pleno vuelo

En un caso similar, un piloto de American Airlines falleció en pleno vuelo desde Boston hacia Phoenix, Arizona, en octubre del 2015. Fue el copiloto quien tomó el control y logró realizar un aterrizaje de emergencia.

La nave, que llevaba a 157 pasajeros a bordo debió ser aterrizado en Syracuse, New York.