Esta semana la policía logró capturar a uno de ellos, un joven de 21 años. Sus otros dos cómplices ya fueron identificados y su captura es cuestión de horas. (Foto: Twitter)
Esta semana la policía logró capturar a uno de ellos, un joven de 21 años. Sus otros dos cómplices ya fueron identificados y su captura es cuestión de horas. (Foto: Twitter)

Como si se tratara de una película de acción, un grupo de delincuentes planificó un robo casi perfecto: lograron desactivar la alarma de un auto, se robaron las llaves del departamento y una vez adentro se apoderaron de un jugoso botín, para terminar saliendo por la puerta principal del edificio.

Todo parecía un sueño para estos tres criminales argentinos que, con más de 500 mil pesos y 70 mil dólares en su poder, se compraron un auto de alta gama y celebraron en una discoteca exclusiva de Buenos Aires; sin embargo, su vanidad fue quien los delató.

Esta semana la policía logró capturar a uno de ellos, un joven de 21 años que logró ser identificado en la intersección de la avenida San Martín y Gabriel Linares, en medio de una serie de allanamientos, cuenta .

Sus otros dos cómplices ya fueron identificados y su captura es cuestión de horas.

El atraco de Caseros

Esta banda ya tenía marcada a su víctima durante un tiempo, una mujer que vivía con su hija en una residencial de la localidad de Caseros. La siguieron hasta la escuela donde fue a dejar a la menor y utilizaron un inhibidor de alarma para abrir la puerta del vehículo.

Sustrajeron la llave de su departamento y sin pasamontañas ingresaron al edificio por la puerta principal. Subieron hasta el octavo piso, guardaron todo el dinero que encontraron en un bolso y salieron del lugar con total naturalidad. A vista y paciencia de los vigilantes y las cámaras de seguridad.

Su minucioso trabajo de inteligencia se fue desgastando con el pasar de los días, luego que llegaran hasta una concesionaria y compraran en efectivo y en dólares un auto de lujo.

Por si fuera poco, para celebrar que amasaron una fortuna con la desgracia de su víctima, fueron a festejar el golpe en el conocido boliche Pinar de Rocha, donde gastaron alrededor de 300 mil pesos (US$ 2,400).

Para cerrar con broche de oro, al salir del local nocturno, chocaron el auto en el que iban: un Peugeot 208 blanco con el que siguieron a su víctima y usaron el día del atraco.

Con los rastros que dejaron estos delincuentes, el fiscal Fabio Cardigonde, de la Unidad Fiscal para la Investigación de Delitos (UFI) Nº 7 del Departamento Judicial San Martín, ordenó una serie de medidas que lograron la captura de uno de los malhechores.

En uno de los operativos, las autoridades argentinas lograron sustraer monedas y billetes de varios países, teléfonos celulares; una pistola marca Bersa Thunder calibre .40; ocho réplicas de pistolas calibre 9 milímetros; dos réplicas de fusiles FAL; y una de ametralladora UZI.

La captura de los otros dos ladrones es cuestión de horas, señalaron las autoridades.

tags relacionadas