'Tristegram', la versión melancólica de Instagram. (Foto: Twitter)
'Tristegram', la versión melancólica de Instagram. (Foto: Twitter)

A modo de protesta, un grupo de programadores rusos viene trabajando en una versión ‘melancólica’ de Instagram, con el fin de que los usuarios publiquen fotos tristes de sí mismos y así expresar su malestar por el bloqueo de algunas redes sociales de Meta.

Con el nombre de “” (“Tristegram”), esta interfaz será creada en una versión en blanco y negro, para dar la apariencia de sombría. Además, en vez de los famosos ‘likes’, esta alternativa doméstica permitirá que se reaccione con ‘corazones rotos’ y la opción de ‘estar triste’, señala .

“Estamos muy tristes porque muchos servicios populares y de alta calidad están dejando de funcionar en Rusia por diversas razones”, afirmó Alexander Tokarev, uno de los fundadores del servicio, para agregar que “hemos creado Grustnogram para lamentar esto juntos y apoyarnos mutuamente”.

Una fotografía de la posible interfaz para el usuario viene siendo compartida estos últimos días. En ella, se muestra a una mujer con un abrigo de piel frente a la catedral de San Basilio, en la Plaza Roja de Moscú. Todo en blanco y negro.

“Publica fotos tristes de ti mismo, enséñaselas a tus amigos tristes, estén tristes juntos”, reza un mensaje en la página web de la plataforma.

Tokarev señaló que además de él, cuatro personas vienen trabajando en el proyecto, incluyendo a dos programadores independientes. Espera que la app pueda ser presentada en Google Play a finales de la semana, y más tarde en la App Store.

Cabe recordar que el gobierno de Vladimir Putin decidió restringir el acceso a Instagram el pasado 14 de marzo, luego que declarara a su propietario, Meta Platforms, como culpable de “actividades extremistas”.

En la actualidad, Rusia intenta controlar los flujos de información con las grandes tecnológicas después de iniciar una invasión en Ucrania el pasado 24 de febrero.

Por el lado de Instagram, la compañía señaló que este veto afectaría al menos a 80 millones de usuarios en Rusia.