La historia del hallazgo de una calavera que terminó revelando más de 300 cuerpos. (Foto: Pixabay)
La historia del hallazgo de una calavera que terminó revelando más de 300 cuerpos. (Foto: Pixabay)

Dewayne Wilson atendió uno de los hallazgos más terribles de Georgia, en Estados Unidos. “Pienso que la película más terrorífica que ha visto e imagine algo diez veces peor”, exclamó ante lo sucedido en el 2002.

Todo inició cuando una persona iba paseando con su perro y se tropezó con una piedra, tras revisarla bien se dio cuenta que se trataba de un cráneo humano.

De inmediato llamó a la Agencia de de Protección ambiental para advertir de lo sucedido.

Según “Wicked Horror”, medio especializado en este tipo de historias, la policía recibía llamadas sobre algo raro que sucedía en la zona, pero las investigaciones no daban respuesta.

Tras la llamada, varios uniformados llegaron hasta la crematoria Tri-State, entidad encargada de cremar los cuerpos de las regiones de Noble, Georgia y Alabama.

Es así que este día, el cráneo resultó ser uno entre los más de 339. Según las autoridades, se encontraron cuerpos en diferentes estados de descomposición en toda la construcción de la crematoria.

Unos estaban dentro del ataúd, otros apilados en una montaña en una esquina. Otros tenían etiquetas en los pies y más.

En total, los agentes recuperaron 339 cuerpos sin ser cremados, pero solo se les pudo identificar a 226, pues algunos tenían tal nivel de descomposición que no dieron con sus huellas.

Las autoridades descubrieron que la mayoría de familiares que enviaban a sus familiares a esta crematoria recibían polvo de concreto como si se tratara de las cenizas.

Pero, ¿Cómo se llego a eso? Pues el dueño original fue Tommy Marsh y este le entregó el negocio a su hijo Ray Brent Marsh en los 90.

Este fue capturado y sentenciado a 13 años de prisión por abuso de un cadáver, fraude y robo por engaño.

Cumplió su sentencia en el 2016 y recibió libertad condicional. Hasta el momento no contó qué fue lo que pasó en ese crematorio.

Las autoridades creen que ellos realizaban esta estafa para ahorrar grandes cantidades de dinero al no cremar los cadáveres.

Sin embargo, los oficiales llegaron a conoce que tanto Marsh como su padre se habían intoxicado con mercurio debido al mal sistema de ventilación que tenían en la crematoria, lo que pudo generarle problemas neurológicos.

VIDEO RECOMENDADO

El Reino Unido festeja los 70 años en el trono de Isabel II

El Reino Unido festeja los 70 años en el trono de Isabel II
Los británicos se preparan para cuatro días de grandes festejos por los 70 años de reinado de Isabel II, quien pese a sus 96 años y los múltiples escándalos de la familia real sigue disfrutando de una enorme popularidad.

tags relacionadas