El juez Stephen G. Breyer (retirado) administra el juramento judicial al juez Ketanji Brown Jackson, mientras su esposo Patrick Jackson sostiene la Biblia, en la sala de conferencias oeste de la Corte Suprema en Washington. DC, a 30 de junio de 2022. (Foto: Handout/US Supreme Court/AFP)
El juez Stephen G. Breyer (retirado) administra el juramento judicial al juez Ketanji Brown Jackson, mientras su esposo Patrick Jackson sostiene la Biblia, en la sala de conferencias oeste de la Corte Suprema en Washington. DC, a 30 de junio de 2022. (Foto: Handout/US Supreme Court/AFP)

Estados Unidos volvió a escribir una página memorable en su historia el jueves cuando Ketanji Brown Jackson prestó juramento como la primera mujer negra en servir en la Corte Suprema.

El nombramiento de esta mujer de 51 años por parte del presidente demócrata Joe Biden significa que los hombres blancos ya no son mayoría en el máximo tribunal del país por primera vez en 233 años.

Si bien su confirmación es un hito, esto no cambiará la mayoría conservadora de 6 magistrados contra 3 de tono progresista en la Corte, impuesta durante el mando anterior del magnate republicano Donald Trump (2017-2021)

La Corte viene siendo duramente criticada por sus últimos fallos, que amplían el derecho de civiles a portar armas, eliminan el derecho libre al aborto en el país y limitan el poder del gobierno para frenar los gases de efecto invernadero.

“Al ocupar la jueza Ketanji Brown Jackson su puesto en la Corte Suprema, nuestra nación da un paso histórico hacia la realización de nuestros más altos ideales”, subrayó Nancy Pelosi, la jefa de bancada demócrata en la Cámara de Representantes (Baja) del Congreso, en un comunicado.

“En medio del cruel ataque de este tribunal a la salud, la libertad y la seguridad de los estadounidenses, ella será una fuerza muy necesaria para la igualdad d todos ante la justicia”, expresó.

El presidente del Tribunal Supremo, John G. Roberts, Jr., posa con el juez de la Corte Suprema, Ketanji Brown Jackson, después de una ceremonia de juramentación en la Sala de Conferencias Oeste de la Corte Suprema en Washington, DC, en junio. 30 de enero de 2022.(Photo by Handout/US Supreme Court/AFP)
El presidente del Tribunal Supremo, John G. Roberts, Jr., posa con el juez de la Corte Suprema, Ketanji Brown Jackson, después de una ceremonia de juramentación en la Sala de Conferencias Oeste de la Corte Suprema en Washington, DC, en junio. 30 de enero de 2022.(Photo by Handout/US Supreme Court/AFP)

Jackson asume al obtener el apoyo de tres republicanos del Senado durante un proceso de confirmación agotador y, en ocasiones, brutal, lo que le dio a Biden una aprobación bipartidista de 53-47 para su primer candidato a la Corte Suprema.

El nombramiento presenta una oportunidad para que el gobierno Biden se recupere de una serie de malas noticias en los últimos meses, con las calificaciones de las encuestas que dejan al presidente languideciendo por debajo del 40% en medio de una inflación galopante antes de las elecciones de mitad de período en noviembre.

Crucialmente, le ha permitido a Biden mostrarles a los votantes negros que rescataron su tambaleante campaña primaria de 2020 que él puede cumplir con ellos.

Fuente: AFP