Pablo Guzmán Palma y Camila Behrensen  fueron hallados sin vida en su departamento, con claros signos de haber sido asesinados. (Foto: Captura de video)
Pablo Guzmán Palma y Camila Behrensen fueron hallados sin vida en su departamento, con claros signos de haber sido asesinados. (Foto: Captura de video)

Las autoridades de Missouri, en los Estados Unidos, aún desconocen el motivo del asesinato de dos jóvenes estudiantes latinoamericanos en su departamento de Kansas City; sin embargo, un dispositivo Alexa podría actuar como testigo clave y ayudaría a encontrar al principal sospechoso.

Los jóvenes Camila Behrensen, de Argentina y 24 años; y su compañero chileno Pablo Guzmán Palma, de 25, fueron hallados sin vida durante el fin de semana por el Departamentos de Polícia de Kansas City y los bomberos, quienes encontraron los cuerpos tras un llamado para apagar un incendio en la vivienda, relata .

Un asistente virtual, posible testigo del crimen

En la inspección del domicilio, los agentes hallaron el dispositivo de Amazon y la justicia del país emitió una orden para acceder a la información digital almacenada en el asistente virtual. Los investigadores presumen que Alexa podría contener evidencia directamente relacionada con el asesino y con la investigación del homicidio.

“Este dispositivo se activa por voz y responde a la comunicación de voz dentro de los límites de la residencia”, indicó uno de los detectives a la prensa local.

“Según la evidencia física en la escena, el presunto asesino habría pasado una cantidad considerable de tiempo” en el departamento donde encontraron a los estudiantes del Instituto Stowers de Investigación Médica en Kansas City.

Los detectives creen, además, que el dispositivo pudo haber grabado alguna conversación “entre las dos víctimas y el sospechoso durante la comisión de los homicidios”.

La policía llegó al edificio el último sábado y encontraron los cuerpos de Camila y Pablo con lesiones traumáticas y presentaban heridas de bala. Ambos jóvenes, compañeros de piso, cursaban un posgrado predoctoral.

Piden registro de las cámaras

El último martes, las autoridades de Kansas emitieron un llamado a los vecinos de la zona a entregar todo material audiovisual que puede haber sido grabado entre el viernes por la noche y el sábado por la mañana, para así dar con el paradero del homicida.

Como primeras pistas, los bomberos señalaron que fueron alertados alrededor de las 05:00 a.m. del sábado que se registraba un incendio en un departamento de la calle Oak.

Un vecino, Raúl Gonzales, señaló a un medio estadounidense que los jóvenes solían recibir amigos en su departamento. Otro agregó que escuchó ruidos fuertes alrededor de las 03:30 a.m., que parecían como pisotones. Horas más tarde, se despertó con las luces de los patrulleros y los autobombas.