Hace casi seis años, Sonaly Tuesta se enfrentó a una lucha desigual contra la muerte que jamás hubiera imaginado. Un par de virus, de esos que atacan agazapados, la llevó a la unidad de cuidados intensivos donde entró en un coma profundo. Tras volver a la vida y a sus , la periodista consideró que en algún momento contaría esa historia y finalmente llegó el momento. “Un viaje para no morir”, es el libro con el que la comunicadora quiere cerrar ese ciclo relatando esa episodio de dolor, pero también de esperanza.

“Yo creo que es un libro sanador”, nos dice la periodista sobre “Un viaje para no morir (Editorial Artífice Comunicadores, 187 pp.) es un libro que te invita a un viaje, tú puedes comenzar si quieres por la última página, o por la mitad y te vas encontrando con gente, con varias imágenes. Para mí es como un video, es bastante visual en el sentido de la descripción”, dice Tuesta.

Esa experiencia terrible que pasaste, que incluía dos virus que no se identificaban y la unidad de cuidados intensivos, luego nos tocaría a todos por la pandemia... En el momento que comenzó la pandemia y que la gente comenzaba a escuchar recién del ventilador, de cuidados intensivos, yo ya sabía lo que era estar conectada a un ventilador por varios días en coma y finalmente estuve ahí porque no podía respirar. Fue como muy evocativo el hecho de la pandemia y el recordarme un poco todo lo que pasé también.

Sonaly Tuesta presenta su libro "Un viaje para no morir".
Sonaly Tuesta presenta su libro "Un viaje para no morir".

MOMENTOS

¿Sientes que sobrevivir a esa experiencia fue como una segunda oportunidad que te dio la vida? Totalmente, para mí, después de lo que me sucedió en 2016 definitivamente mi vida cambió, pero no tanto de manera personal, fue de una forma muy íntima, muy espiritual. Me di cuenta que hay que darnos tiempo, el hecho de que las cosas se tienen que hacer en este momento y no para mañana.

Y hay cosas que no se están haciendo bien en el país...
Es muy doloroso, a mí me duele profundamente. Viajar por todo el país, compartir con comunidades y en algún proyecto que estoy y darse cuenta que en la ciudad, los que deciden, los que tienen el poder, se encuentran en decisiones absurdas.

Pareciera que nada va a cambiar.
Porque están en un pleito de intereses y hay gente que necesita herramientas muy básicas para salir adelante y te das cuenta que esperamos que desde el Estado se revierta esta situación, pues eso no sucede, no va a ser muy rápido. A veces la gente al analizar la situación que estamos teniendo, analiza también a los gobernantes que estamos eligiendo.

Tuesta, al salir del coma, supo que el cariño de la gente fue esa energía inexplicable que la trajo de vuelta. “El hecho de haber viajado tanto y haberme encontrado con tanta gente y de haber conocido tantas cosmovisiones a mí me hizo como tener varias herramientas para apoyarme y poder salir adelante. Llegó un momento también en que uno decide finalmente si quieres seguir o si quieres tirar la toalla, y yo decidí volver a la vida”.

TE PUEDE INTERESAR


NOTICIAS SUGERIDAS

Contenido GEC