La actriz colombiana nunca imaginó que su forma tan particular de caminar, de menear el pelo o decir la palabra ‘desgraciado’, se iban a robar el show (Foto: RCN)
La actriz colombiana nunca imaginó que su forma tan particular de caminar, de menear el pelo o decir la palabra ‘desgraciado’, se iban a robar el show (Foto: RCN)

siempre será recordada por su personaje de ‘Patricia Fernández’ o ‘La peliteñida’ en la exitosa telenovela “Yo soy Betty, la fea”. A pesar que han pasado más de 20 años desde el estreno de la historia original de Fernando Gaitán, aún sigue disfrutando de la popularidad que le regaló la enemiga de ‘Beatriz Pinzón Solano’.

La actriz colombiana nunca imaginó que su forma tan particular de caminar, de menear el pelo o decir la palabra ‘desgraciado’, se iban a robar el show y generar miles de carcajadas en todos los televidentes que hasta el día de hoy siguen disfrutando del melodrama a través de Netflix.

Pero no todo fue color de rosa para, ya que a pesar que tenía una gran trayectoria, el casting que realizó para ser ‘La peliteñida’ no fue del todo agradable, es más, ella considera que fue muy estresante.

Lorna Cepeda contó una de sus decepciones más grandes de pequeña (Foto: Instagram)
Lorna Cepeda contó una de sus decepciones más grandes de pequeña (Foto: Instagram)

EL FUERTE CASTING DE LORNA CEPEDA PARA SER LA PELITEÑIDA

se siente muy agradecida por haber interpretado a ‘Patricia Fernández’, ya que le abrió las puertas del éxito y a pesar de contar con una gran trayectoria, esto hizo que su carrera sume mucho más, pero el proceso de casting fue muy difícil para la actriz.

Y, en medio de una entrevista con el programa , Lorna Cepeda recordó cómo fue su casting para interpretar a la popular ‘peliteñida’.

“Eso fue tenaz porque estuve en RCN desde las diez de la mañana hasta las nueve de la noche... Esperé, esperé y nada que me pasaban hasta que me hicieron pasar de última y cuando lo hice todo fue muy rápido, no me hicieron correcciones ni nada, entonces me sentí muy mal”.

La actriz pensó que no había logrado quedarse con el personaje, sin embargo, su panorama cambió de color cuando la llamaron al día siguiente.

Agregó que la inspiración de menear el cabello la obtuvo de una amiga suya, que por pura casualidad también se llamaba ‘Patricia’. “Cada vez que alguien le caía gordo ella le tiraba el pelo, solo que era más sutil... Yo me dije -lo voy a exagerar más y voy a volear pelo que da miedo-”.