dice que ha cambiado de opinión sobre los tatuajes para sus hijas. Durante su aparición en The Kelly Clarkson Show esta semana, la exprimera dama de los Estados Unidos habló sobre cómo recientemente relajó su postura acerca de la inyección de tinta en la piel, por considerarla una forma de autoexpresión.

La autora de Becoming reconoció que a lo largo de los años los tatuajes han adquirido un significado totalmente diferente y se tomó con humor sus respuestas pasadas y las de su esposo respecto a la posibilidad de que sus hijas se tatuaran.

“Mi generación, no, los tatuajes significaban algo totalmente diferente. Solíamos amenazar a nuestros hijos con que, si te haces un tatuaje, nos haremos exactamente el mismo tipo y lo mostraremos en TikTok o lo que sea. Quítate la calma. Barack Obama tendrá un corazón en el hombro”, bromeó.

Sasha Obama y Malia Obama, 13 y 16 años. (Foto: Getty Images)
Sasha Obama y Malia Obama, 13 y 16 años. (Foto: Getty Images)

¿Qué opinan Michelle y Barack Obama ahora de los tatuajes?

La expareja presidencial de los Estados Unidos ahora tiene una opinión más relajada sobre los tatuajes. “Necesitamos crear una definición más amplia de quién es estadounidense, quién cuenta, qué es la belleza. Solo ayuda a nuestros hijos. No sabemos en quién se van a convertir y queremos asegurarnos de que haya un espacio para ellos, sin importar quién elijan ser”, explicó la madre de Malia y Sasha.

Luego agregó que las formas de expresión no deberían estar politizadas como lo han sido en el pasado: “La mayoría de los niños que usan tatuajes y perforaciones tienen las uñas largas. Su sistema de valores se trata de la individualidad”.

Por otro lado, Michelle se mostró agradecida con la generación en la que están creciendo sus hijas, puesto que “es dueña de casa parte de sí mismos”.