Un cazador de Oregon, Estados Unidos, murió a causa de las heridas ocasionadas por un ciervo que creyó había muerto. (Foto: Referencial / Pixabay)
Un cazador de Oregon, Estados Unidos, murió a causa de las heridas ocasionadas por un ciervo que creyó había muerto. (Foto: Referencial / Pixabay)

Mark David es un cazador de 66 años que, el pasado 30 de agosto, murió a causa de las heridas ocasionadas por un ejemplar macho de ciervo canadiense al que le había disparado un día antes.

El hombre salió de caza en un campo privado ubicado en las afueras de Tillamook, en Oregón (). Allí, logró darle al animal con una flecha y lo dejó malherido. Confiado en que el ejemplar no llegaría lejos, decidió que iba a volver por el cuerpo al día siguiente puesto que ya estaba por anochecer.

A primera hora, Mark David se dirigió al campo en compañía del propietario de la zona para buscar al ciervo. Grande fue su sorpresa al encontrarlo aún con vida, aunque tendido en el suelo. En ese momento, decidió rematarlo y se preparó para volver a disparar, pero el ejemplar reaccionó ante la presencia del cazador y le clavó sus astas en el cuello, lo que le provocó una profunda herida que acabó con su vida de forma casi instantánea.

Su acompañante trató de ayudarlo, pero pudo hacer muy poco antes de la llegada de los paramédicos que confirmaron el deceso.

Foto: Oregon Police State
Foto: Oregon Police State

Según informó la Policia Estatal de Oregón, el ciervo fue finalmente sacrificado y su carne fue donada a la cárcel del condado de Tillamook.

TE PUEDE INTERESAR

tags relacionadas