Kevin Dugar. (Foto: Illinois Department of Corrections)
Kevin Dugar. (Foto: Illinois Department of Corrections)

Pasó casi dos décadas privado de su libertad por un crimen que nunca cometió. Kevin Dugar fue liberado recientemente de la Cárcel del condado de Cook, en Chicago, Estados Unidos, luego de que su hermano gemelo confesara ser el autor del crimen por el que había sido condenado.

Dugar vivirá en un centro residencial de transición como condición para ser puesto en libertad y no se le permitirá salir de las instalaciones durante 90 días, informan medios locales. El hombre fue sentenciado por un crimen en un tiroteo de pandillas en el 2003 y condenado a 54 años de prisión.

Sin embargo, una década más tarde, su gemelo, Karl Smith, escribió en una carta, dirigida a su hermano, que fue él quien cometió el crimen. “Tengo que sacármelo del pecho antes de que me mate”, comunicó Smith. “Así que me sinceraré y rezaré para que me perdones”, escribió.

Kevin Dugar y su hermano gemelo. (Foto: Illinois Department of Corrections)
Kevin Dugar y su hermano gemelo. (Foto: Illinois Department of Corrections)

Dudaron de la confesión

En el año 2016, el hombre confirmó sus palabras ante la Justicia de EE.UU. “Estoy aquí para confesar un crimen que cometí y del que él fue acusado injustamente”, afirmó Smith momentos después de subir al estrado como testigo del proceso judicial.

Sin embargo, los fiscales dudaron lo dicho y destacaron el hecho de que Smith ya estaba cumpliendo una condena de cárcel de 99 años por robo a mano armada en el 2008 y su participación en un allanamiento de morada en el que un niño de 6 años recibió un disparo en la cabeza.

Karl Smith. (Foto: Illinois Department of Corrections)
Karl Smith. (Foto: Illinois Department of Corrections)

“No tiene nada que perder” al echarse la culpa por el crimen de su hermano, indicó la fiscal estatal Carol Rogala, señalando que la declaración de Smith no se ajustaba a los testimonios de testigos de lo que sucedió en el 2003 durante un tiroteo de pandillas.

Luego, en el 2018, un juez sentenció que la versión de Smith no era creíble y se negó a abrir un nuevo proceso. Pese a ello, la condena de Dugar fue posteriormente revocada por la Corte de Apelaciones y hoy su abogado, Ronald Safer, espera que su representado no tenga que regresar a los tribunales.