A diferencia de otros animales, el cordero no será sacrificado pues su quinta extremidad no pone en peligro su vida.| Foto: captura @ChronicleLive / Whitehouse Farm
A diferencia de otros animales, el cordero no será sacrificado pues su quinta extremidad no pone en peligro su vida.| Foto: captura @ChronicleLive / Whitehouse Farm

Los expertos aseguran que son casi nulas las probabilidades de que un animal que nazca con una malformación no muestre ningún problema de salud y pueda desarrollar su vida sin inconvenientes. Este es el curioso caso de un cordero de la granja en Morpeth, .

El pasado 22/2/22 (22 de febrero de 2022) nació en la granja un cordero sano y salvo, aunque con una particularidad: presentaba cinco patas en lugar de cuatro. La rara extremidad salía de su costado derecho, pero afortunadamente esta pata no le ha traído problemas de salud.

Tras pasar unos días en los que ganó un poco de autonomía, Heather Hogarty, copropietaria de la granja, presentó su especial cordero al mundo al compartir su historia e imágenes del tierno animal haciendo su vida normal en el establo.

Lo que nadie esperaba era que el animal se convirtiera tan rápido en una celebridad aclamada por la prensa y muchas personas que iban hasta la granja solo para conocer al cordero especial de cinco patas.

“Tenemos muchos animales que nacen con discapacidades, pero no los ves tan a menudo porque tristemente los sacrifican”, y aseguró que ese no será el destino para el pequeño corderito.

La pierna adicional recibe el nombre de , una malformación que sucede como resultado de una mutación o del desarrollo parcial de un gemelo unido. Aunque a veces es necesario extirpar, en el caso del corderito de no será necesario pues la extremidad adicional, al estar colgada del hombre, no toca el suelo ni le provoca ningún daño a otra parte de su cuerpo.

¿Qué son las malformaciones congenita?

Un defecto congénito es un problema que ocurre mientras se desarrolla el bebé en el cuerpo de la madre. La mayoría de los defectos congénitos ocurren durante los primeros tres meses del embarazo. Uno de cada 33 bebés en los Estados Unidos nace con un defecto congénito, detalla el sitio web .