El joven aseguró que el tipo de comportamiento de sus vecinos linda con lo "primitivo". (Foto: Tomás Hodgers/composición)
El joven aseguró que el tipo de comportamiento de sus vecinos linda con lo "primitivo". (Foto: Tomás Hodgers/composición)

En , un usuario de reveló su mala experiencia viviendo en un edificio, sobre todo por los estilos de vida de sus vecinos, por lo que su relato se hizo en esta y recomendar a sus seguidores que nunca vivan en un primer piso y, sobre todo, si este tiene patio.

Indignación total

Nuestro protagonista se llama Tomás Hodgers quien nos contó lo siguiente el pasado 19 de junio desde su cuenta @tomashdg: “En mi edificio se respira amor y buena convivencia”, lo dice a modo de sarcasmo.

La imagen nos muestra que el sujeto pegó un papel en una ventana, en cuya parte inferior hay una bolsa llena de colillas de cigarro: “Acá les dejo los cigarrillos que tiran en mi patio para que se los metan por el orto (trasero). Gracias”.

Tweet original de Tomás Hodgers. (Foto: Tomás Hodgers/Twitter)
Tweet original de Tomás Hodgers. (Foto: Tomás Hodgers/Twitter)

Pero, en el hilo de dicha publicación, Tomás añade más información reveladora sobre la gente que vive en el edificio: “De este tweet me llevo lo siguiente: Jamás vivir en un primer piso con patio. El humano tiene demasiados ribetes primitivos”.

¿Por qué no vivir en un primer piso?

La publicación, hasta el momento, tiene poco más de 100.2 mil me gusta y también con 3 mil 167 retweets, con cientos de comentarios, con no pocos que han compartido experiencias similares.

“Me pasa igual y qué ganas de poner ese letrero”, “lo hago una vez al año. Ofrecí ceniceros gratis, amenacé con tirarlas por los rellanos, en un mes me mudo a un ático. Las colillas no es lo peor que me han tirado, tampax usados, cajas de viagra, madejas de pelos”, “en pleno verano le tiraron piel cruda de pollo a la vecina del primer piso”, “a mí también me tocó. Lo malo de vivir en un primer piso con terraza”.

Hilo de Tomás Hodgers. (Foto: Tomás Hodgers/Twitter)
Hilo de Tomás Hodgers. (Foto: Tomás Hodgers/Twitter)