Joven es sospechosa de afeitarse la cabeza para fingir cáncer y aplicar golpes, en Morrinhos (Foto: Policía Civil de Brasil)
Joven es sospechosa de afeitarse la cabeza para fingir cáncer y aplicar golpes, en Morrinhos (Foto: Policía Civil de Brasil)

Una joven brasilera se ha convertido en el tema del cual todos hablan últimamente en las . Y es que la joven identificada como Camila María Barbosa se hizo tras ser acusada ante la Policía Civil de de estafa por fingir tener cáncer y solicitar dinero para su supuesta recuperación.

El cáncer es una de las enfermedades que acaba con más vidas en el mundo, ya que pese a los avances tecnológicos aún no existe una cura para este mal. Asimismo, su tratamiento es muy costoso, por lo que muchos de los pacientes siempre suelen organizar rifas o solicitar alguna colaboración para costear las quimioterapias.

Fue así como Camila jugó con la buena fe de sus conocidos y los engañó con su estado de salud al fingir que tenía cáncer y solicitarles dinero para así pagar un falso tratamiento. Todo inició en el año 2017, cuando la joven brasilera le dijo a sus familiares y amigos que los médicos le habían diagnosticado cáncer de mama y que a pesar del intenso tratamiento que había llevado a lo largo de los años siguientes, durante el 2022 la enfermedad había hecho metástasis y se había expandido a su intestino y su pulmón.

La denuncian por estafa

Durante años, las personas colaboraron económicamente con ella; sin embargo, hubo quienes comenzaron a sospechar sobre su condición y la denunciaron a la policía, quienes se pusieron a investigar el caso y se dieron cuenta de que se trataba de una estafa. “Algunas víctimas acudieron a la comisaría y registraron una ocurrencia, generalmente personas cercanas a ella, como exnovios y exsuegras, y que tenían mayor contacto con la autora y realizaban donaciones de mayor importancia económica”, dijo un delegado.

Según informó la prensa de Brasil, la policía fue al Hospital Arújo Jorge, donde aparentemente era tratada, y se dieron con la sorpresa de que ella no figuraba en el listado de pacientes. Posteriormente, cuando intervinieron a la mujer de 27 años, ella no logró mostrar ningún documento que constatara su enfermedad.

Lo último que se sabe del caso es que fue capturada por las autoridades brasileras y que se iniciará una investigación en su contra.

tags relacionadas