Una mujer en Sevilla es presa del agobiante calor (Foto: AFP)
Una mujer en Sevilla es presa del agobiante calor (Foto: AFP)

Las altas temperaturas propias del verano y el cambio climático que sufre nuestro planeta nos exponen a golpes de calor y canículas,, país en donde se espera que el termómetro marque entre 39° y 45° a partir de este jueves hasta la próxima semana. Por ese motivo, te mostramos 10 recomendaciones para hacer frente a este fenómeno brindadas por el Ministerio de Sanidad español y las autoridades competentes.

Las altas temperaturas pueden suponer importantes riesgos para la salud, según Alejandro Blanco, enfermero experto en Urgencias y Emergencias del Consejo General de Enfermería y quien ya fue consultado anteriormente por . “En una ola de calor, la regulación de la temperatura supone un estrés para nuestro organismo”, aclara.

La temperatura ideal del cuerpo es de 35º a 37º, pero si sobrepasa estos grados debe hacer un esfuerzo para enfriarse. El experto lo explica con un ejemplo: “Estás sentado, pero es como si estuvieras corriendo. Te deshidratas y consumes mucha energía”.

Las altas temperaturas afectan el normal desarrollo de las actividades (Foto: AFP)
Las altas temperaturas afectan el normal desarrollo de las actividades (Foto: AFP)

RECOMENDACIONES PARA HACER FRENTE A LOS GOLPES DE CALOR QUE SUFRE ESPAÑA

1. EVITAR SALIR EN LAS HORAS CENTRALES DEL DÍA

El enfermero recomienda evitar la franja entre las 12:00 y las 20:00 horas, especialmente en personas vulnerables: adultos mayores, niños menores de cuatro años y embarazadas. “En esos momentos es preferible quedarse en casa o en un lugar climatizado y fresco”, aclara el experto. Ante la necesidad de hacer recados o cumplir con tareas como hacer la compra, es mejor optar por las primeras horas del día.

2. NO ESPERAR A TENER SED PARA BEBER AGUA

El principal problema de la ola de calor es la deshidratación que provoca en el cuerpo, según Alejandro Blanco. “Cuando tienes sed es que ya estás deshidratado. El aire que respiras está seco, captas mucha menos agua en la respiración y necesitas beber para compensarlo”, explica el especialista. Para evitar riesgos, la mejor solución es beber antes de tener sed y con un ritmo continuado. “Si bebes mucha agua de golpe, el riñón desecha buena parte de la misma. Es mejor beber poco a poco”, aclara Blanco.

3. NO INGERIR GRANDES COMIDAS

La digestión es un esfuerzo físico que ejerce el cuerpo aunque esté en reposo. “Si haces una comida muy pesada, el cuerpo pierde mucha energía para procesarla”, señala Blanco. El Ministerio de Sanidad recomienda consumir alimentos ligeros que ayuden a recuperar las sales perdidas por el sudor, como ensaladas, frutas, verduras o zumos. A su vez Blanco subraya la importancia de mantener una dieta equilibrada: “Si no comemos grasas, el cuerpo tiene que generarlas y es un estrés extra. La clave está en tener una alimentación variada”.

4. DISMINUIR EL CONSUMO DE BEBIDAS CON CAFEÍNA, AZÚCAR Y ALCOHOL

“La cafeína es un estimulante y acelera nuestro metabolismo y frente al azúcar, nuestro cuerpo tiene que desechar el exceso. Estos tipos de bebidas generan un desgaste energético y pueden suponer un problema cuando el cuerpo tiene que luchar también frente al calor”, apunta Alejandro Blanco. Algo similar ocurre con el alcohol, con un gran componente calórico que genera una dilatación de los vasos sanguíneos.

5. EVITAR REALIZAR DEPORTE EN EXTERIORES DURANTE EL DÍA

El deporte es un gran aliado para la salud física, pero puede suponer un riesgo ante las altas temperaturas. Blanco recomienda hacer deporte por la noche y especialmente a primera hora del día. “El ambiente se ha enfriado mucho más de madrugada, la temperatura será previsiblemente inferior, mientras que por la tarde es el momento en el que se acaba de ir el sol y el suelo puede guardar aún el calor”, apunta el enfermero.

6. CERRAR LA CASA DE DÍA Y VENTILAR DE NOCHE

Mantener la casa fresca es ahora todo un reto pero no deja de ser importante, el especialista sugiere cerrar ventanas y bajar persianas siempre que sea posible durante el día y ventilar durante la noche.

7. USAR ROPA TRANSPIRABLE Y CAMINAR BAJO LA SOMBRA

El Ministerio de Sanidad aconseja utilizar “ropa ligera, holgada y que deje transpirar”. Este último es el punto más importante para Blanco: “El tejido debe proteger del sol, pero sobre todo permitir que el sudor se evapore”. En caso de salir a la calle, lo ideal sería evitar las zonas en las que el sol incida directamente. “Hay que buscar sitios con árboles para pasear, sombra y priorizar que los esfuerzos sean menores”, apunta Blanco. Un sombrero o una gorra puede ser también una opción frente al calor.

8. DUCHAS CON AGUA TIBIA Y EVITAR EL AIRE CONDICIONADO A MUY BAJA TEMPERATURA

En el momento de la ducha es preferible optar por agua tibia. “Si llegas de estar a una temperatura de 40 grados y te metes en agua muy fría, la diferencia térmica puede causar un impacto en el cuerpo. La piel se constriñe, la circulación central puede dar un pico de hipertensión e incluso puede generar accidentes cardiovasculares”, apunta Blanco.

De la misma forma sugiere encender el aire acondicionado pero a temperaturas moderadas y no extremas, ya que el contraste de temperaturas supone peligros para nuestro organismo. “Toda la piel se dilata para termorregular, la sangre se dirige a la piel y baja la tensión. Se pueden producir síncopes de calor y mareos”, apunta el experto.

9. NO PERMANECER NI DEJAR MASCOTAS EN VEHÍCULOS ESTACIONADOS O CERRADOS

Un coche cerrado, expuesto a la luz solar y en plena ola de calor puede ser “un verdadero horno”, según Blanco. Un informe de la Asociación Española de Pediatría y la Fundación Mapfre revela que con una temperatura exterior de 39º, el interior del coche se calienta a más de 60 ºC en tan solo 15 minutos.

10. CONSULTAR AL MÉDICO SI TIENE SÍNTOMAS RELACIONADOS A LAS ALTAS TEMPERATURAS

El Ministerio de Sanidad recomienda acudir a un centro de salud u hospital ante síntomas que se mantengan durante más de una hora y que puedan haber sido provocados por las altas temperaturas. Los síntomas relacionados con un golpe de calor son la astenia, fatiga que se convierte en malestar, los mareos, los vómitos e incluso la fiebre. Estos síntomas, según el especialista, pueden manifestarse a los dos o tres días de que una persona haya estado expuesta al calor.

El fuego rodea la carretera en Zaragoza ante el paso de los conductores
El fuego rodea la carretera en Zaragoza ante el paso de los conductores en España.

OLA DE CALOR VIENE CAUSANDO MUERTES EN ESPAÑA

El Instituto de Salud Carlos III (ISCIII), dependiente del Ministerio de Sanidad, ha contabilizado 1047 muertes atribuibles a las altas temperaturas hasta este martes, cuando ya había terminado la primera ola de calor en España. En este periodo, que va desde el 10 al 19 de julio, lunes y martes fueron los días con más fallecidos estimados, 184.

Según la estadística del Sistema de Monitorización de la Mortalidad Diaria (MoMo) del Instituto de Salud Carlos III, las defunciones “observadas y estimadas” por causas atribuibles al exceso de temperatura fueron en ascenso: el domingo 10 hubo 15 fallecidos; 28 el lunes; 41 el martes; 60 el miércoles; 93 el jueves; 123 el viernes, y 150 el sábado. El domingo 17 la cifra subió a 169, mientras que el lunes y martes se repitió el número de 184 fallecidos.

Las altas temperaturas han cobrado víctimas mortales en territorio ibérico (Foto: AFP)
Las altas temperaturas han cobrado víctimas mortales en territorio ibérico (Foto: AFP)